Foto Referencial

El cambio de coloración de los moretones es más normal y natural de lo que se piensa, aunque algunas veces se pueda sentir alarma al considerar que está sucediendo una complicación dentro de la lesión, pero esto tiene su explicación lógica y científica.

Esta variable de pigmentación de un moretón o hematoma, se debe a que la hemoglobina que contienen, sufre cambios químicos que alteran su composición, es decir, son colecciones de sangre que queda atrapada bajo la piel.

Como los moretones son internos y no tienen contacto con el exterior, es decir, la piel donde se asienta la lesión, no suele tener heridas, la sangre queda presionada buscando una manera de escaparse y al no lograrlo, la hemoglobina se degenera por el estancamiento y el paso de los días.

Foto Referencial

Lea también: Medicamentos para desinflamar la próstata ¿Cuál es el más efectivo?

Intercambio de respiración celular

Es entonces, que la hemoglobina encargada de transportar oxígeno a los tejidos, se activa la molécula del oxígeno, se le une y circula acercándose a las células, donde se realiza el intercambio de la respiración celular con dióxido de carbono.

De modo que una vez que sucedió el moretón, el organismo colocará en marcha mecanismos para absorber esa sustancia estancada, ya que la misma no puede salir al exterior, por eso es que al principio la lesión es de pigmento color rojo, propio de la sangre circulante y de la hemoglobina activa.

Sin embargo, fuera de los vasos, en el moretón, la hemoglobina es digerida por las células macrófagos que inician su digestión y descomposición, por lo que se oscurece, por eso lo vemos rojo oscuro, pero que realmente a través de la piel es violeta.

Esto no es más que el moretón joven, recién aparecido. Los días pasarán y ese violeta se hará verde, dado a la descomposición de la hemoglobina que sigue y aparece un nuevo compuesto que es la biliverdina.

Foto Referencial

Bilirrubina última fase del moretón

Otro proceso normal de la evolución del moretón, que puede pasar inadvertido, y es la transformación del verde al amarillo. En términos químicos es la biliverdina que se convierte en bilirrubina dentro del hematoma.

Desde fuera, el moretón cambia de color, pero también se achica, por lo que empieza a aparecer la pigmentación natural de la piel. La bilirrubina se transformará por última vez y dará paso a la hemosiderina.

Este compuesto es amarronado, con poca saturación, y coincide con la reabsorción casi total de la sangre acumulada. Los macrófagos engullen la hemosiderina y la piel recupera su tinción habitual.

Lea también: Radiación no afecta a embarazadas si se hace controlada

Con información: www.mejorconsalud.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad