Foto Referencial

El buen descanso no solo depende solamente de las horas que se duerma, sino también de un colchón, que nos permita recuperar las energías gastadas durante el día a día, para tener una vida saludable, pero ¿realmente sabías las características necesarias de estos objetos para un sueño reparador?

Esto dependerá además de que no todos dormimos de la misma manera y por lo tanto tenemos necesidades diferentes en lo que a un colchón se refiere, que influirá la fisonomía de cada persona, peso corporal y la posición en la que duerme.

Sin duda alguna, el material del que está hecho y su firmeza, definirá mucho la comodidad del descanso, porque de acuerdo a la postura en la que duermas, tu espalda necesitará un material y una firmeza particular, para maximizar el descanso y levantarnos totalmente renovados y sin lesiones por malas posturas, que son tan comunes por la elección de un mal colchón.

el insomnio
Foto Referencial

Lea también: Evita el autosabotaje pensando en ganancias y pérdidas

Tips para adaptarse al colchón

A continuación te dejamos una serie de tips de acuerdo a la forma en la que duermes y el colchón que mejor se adapte a ti:

Dormir boca arriba

Si eres de quienes que pasa la noche durmiendo boca arriba, lo que necesitas es un colchón firme, que evite que el cuerpo y la espalda se hundan, para poder mantener la curvatura natural de la columna. Por ello, en tu caso lo mejor es optar por un colchón de muelles, ya que distribuyen el peso uniformemente para que no haya tensión en ninguna parte del cuerpo. Además, los muelles ayudan a que el aire circule por el colchón, por lo que no pasarás excesivo calor mientras duermes.

dormir
Foto referencial

Dormir de lado

Si eres de quienes duermen de lado, te recomendamos que escojas un colchón blando que te permita mantener la columna vertebral en una posición recta. En este caso, también es recomendable que sea de muelles (como para quienes duermen boca arriba) ya que es el material que proporciona una respuesta de apoyo más inmediata con unas propiedades de ventilación excelentes, por lo que también es ideal para los más calurosos.

Los muelles embolsados son muelles envueltos individualmente que actúan de manera independiente siguiendo tus movimientos y adaptándose al contorno de tu cuerpo. Así, se adaptarán a la forma de tu espalda a la perfección.

Foto Referencial

Dormir boca abajo

Si duermes boca abajo, tendrás que elegir un colchón de una firmeza intermedia para mantener la postura de la columna vertebral de la manera más favorable posible. En este caso es mejor elegir otro tipo de material, concretamente la espuma. Este material hace que no haya exceso de presión en ninguna parte del cuerpo, por lo que mejora la circulación sanguínea y te ayuda a relajarte por completo.

el insomnio
Foto Referencial

Se amolda al cuerpo, distribuyendo el peso por igual para que no se noten tus movimientos, y favorece la circulación del aire, lo que provoca que no pases calor cuando duermes. Los de espuma de alta resistencia, se amoldan a los movimientos corporales para ofrecer un soporte total. Además, las zonas de confort proporcionan un soporte muy preciso y alivian las presiones en hombros y caderas.

Lea también: Claves para una respiración profunda

Con información de www.enfemenino.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad