dexametasona
Foto Referencial

Científicos de la Universidad de Oxford (Inglaterra), han descubierto que un corticoide, con el nombre de dexametasona, puede llegar a reducir la mortalidad hasta en un tercio en pacientes de coronavirus hospitalizados, quienes han presentado complicaciones respiratorias y necesitan ventilación mecánica.

«Recovery«, es el nombre del estudio que tiene desde marzo realizando pruebas clínicas con diversos fármacos en 250 hospitales de Reino Unido, con el uso de dexametasona, que ha sido probada en 2.104 pacientes con resultados esperanzadores.

Para entender mejor los efectos positivos de la dexametasona el Dr. Manuel Menduiña, internista del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, explica que «esto realmente no es un descubrimiento. El empleo de corticoides en este tipo de pacientes es algo que ya hacemos en otras circunstancias».

Foto Referencial

Actualmente se emplea en España e Italia

En este sentido, señala el Dr. Menduiña, que durante la pandemia del coronavirus se ha empleado metilprednisolona -un corticoide muy similar a la dexametasona– en pacientes graves.

«Este tratamiento se ha utilizado prácticamente en todas las UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de los hospitales españoles. Y ya previamente se había utilizado en Italia», indica el médico internista.

Foto Referencial

Sin embargo, el especialista aclara que este tipo de fármacos debe emplearse únicamente en pacientes graves, cuyo cuadro clínico puede derivar en una tormenta citoquímica o síndrome de híper respuesta inmune.

«Este cuadro clínico lo pone en marcha el virus y provoca que el organismo segregue una serie de sustancias pro inflamatorias», precisa el Dr. Menduiña y agrega que más o menos un tercio de los pacientes de coronavirus llega a ese estado y es necesario intubarlos.

Dexametasona y su uso preventivo

Destaca además, el especialista que estos enfermos de gravedad por COVID-19, tienen un marcador previo, que es un nivel elevado de ferritina, por lo que la dexametasona se puede emplear, incluso, de manera preventiva, en pacientes que ni siquiera tienen una edad elevada, que se ubican entre los 45 y 60 años y en aquellos que eran diabéticos, hipertensos y con sobrepeso.

http://www.eluniversal.com/estilo-de-vida/24351/tratamiento-podria-sustituir-la-inyeccion-de-insulina
Foto Referencial

También resalta el Dr. Menduiña que la dexametasona se ha empleado desde hace años para tratar algunas enfermedades autoinmunes y añade que además «es barato y el abastecimiento está más que asegurado. Se puede producir en cantidades industriales».

No obstante, este tipo de fármacos de tipo inmunodepresores, tiene efectos secundarios, «los corticoides los utilizamos como tratamiento antiinflamatorio en brotes de enfermedades sistémicas como el lupus o la artritis reumatoide», puntualiza el médico internista.

Lea también: Vacuna contra el COVID-19 deberá ser más potente

Con información: www.mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad