Foto Referencial

La infertilidad puede ser causada por muchos factores físicos y emocionales, tantos femeninos como masculinos.

Principalmente tenemos como responsables de la infertilidad femenina dos factores: alteraciones de la ovulación, que impiden la formación de un ovulo sano que pueda ser fecundado por un espermatozoide; y alteraciones en la permeabilidad de las trompas uterinas, que impiden el acceso del ovulo a la cavidad uterina.

La infertilidad masculina puede deberse a una  disminución de la cantidad de espermatozoides, un bloqueo que impide que los espermatozoides sean liberado y defectos en la forma, velocidad y contaje de los espermatozoides.

Las probabilidades de un embarazo en parejas saludables menores de 30 años y que tengan relaciones con regularidad son de aproximadamente un 25% a 30% mensual. Una mujer alcanza su mayor fertilidad entre los 20 y los 25 años de edad. Las probabilidades de que una mujer quede embarazada disminuyen considerablemente después de los 35 años y  especialmente después de los 40. Los problemas de infertilidad y las tasas de abortos espontáneos aumentan considerablemente luego de los 35 años de edad. En este grupo de mujeres mayores de 35-40 años frecuentemente se utilizan técnicas complejas de fertilización en aquellos casos que no lograr un embarazo espontáneo.

causas de infertilidad
Foto Referencial

Lea también: Tips alimenticios para prevenir el ovario poliquístico

El estrés y las técnicas de fertilidad

Entre los tratamientos de fertilidad se encuentran las  Técnicas Reproducción Asistida, como la fertilización un vitro; son procedimientos que invaden la intimidad tanto de la mujer como del hombre y la falta de control sobre el resultado es un componente muy estresante. Entre el 25% y el 65% de los pacientes que llevan a cabo tratamientos de Reproducción Asistida presentan en algún momento del mismo, estrés junto con otros síntomas psicológicos como la ansiedad, depresión, desesperanza, culpabilidad y baja autoestima, entre otros. El estrés se convierte en la causa más común por la que los pacientes abandonan los tratamientos.

estrés
Foto Referencial

Para la medicina reproductiva actual, tan importante como realizar una correcta estimulación ovárica es llevarla a cabo de la manera más cómoda, personalizada  para las pacientes.

Un estudio reciente del Reproductive Medicine Associates de Connecticut, señala que “mujeres que recibieron tratamiento de esterilidad informaron sentirse menos estresadas y más optimistas después de asistir a una clase de yoga para fertilidad. Muchas pacientes estériles suspenden prematuramente el tratamiento a causa de estrés y sentimientos de desaliento. A menudo se sienten pesimistas por la infertilidad y a medida que se repiten las decepciones, empeoran cada vez más y tienen más tendencia a la deserción. Sabemos que cuando reducimos el estrés y la tristeza y aumentamos el optimismo, las mujeres tienen más probabilidades de continuar el tratamiento de la esterilidad, así que tienen más posibilidad de permanecer en el mismo, por lo que  aumenta el cumplimiento del tratamiento».

El yoga para fertilidad es un tipo de yoga muy específico. Se enseñan dos técnicas:

1) Un mantra de un minuto: «Soy fuerte, saludable, resiliente, capaz, optimista y fértil», 2) siete movimientos de la columna vertebral que consisten en flexión hacia adelante, extensión con flexión hacia atrás, flexión lateral a la izquierda, flexión lateral a la derecha, rotación hacia la izquierda, rotación hacia la derecha, y extensión axial.

Consejos para mejorar el estrés si estás en un tratamiento de fertilidad

  • Mantenga la comunicación con su pareja.
  • Obtenga apoyo emocional: un psicólogo individual o de pareja, grupos de apoyo, y los libros sobre la infertilidad pueden ayudar a validar sus sentimientos y le ayudará a sobrellevar la situación.
  • Aprenda las técnicas de reducción de estrés tales como la meditación o el yoga y la acupuntura.
meditacion
Foto Referencial
  • Evite el consumo excesivo de cafeína y otros estimulantes.
  • Haga ejercicio regularmente para liberar la tensión física y emocional.
  • Tenga un plan de tratamiento médico que tanto usted como su pareja se sienta cómodo.

Finalmente, recuerda que mantener una alimentación balanceada, practicar ejercicio y manejar de forma adecuada tus emociones representa la base de la salud de nuestro organismo.

Lea también: ¿Por qué se presentan los quistes ováricos?

Por. Dra. Peggi Piñango
Comenta y se parte de nuestra comunidad