Foto Referencial

«Vas en el carro, con tres niños en los asientos traseros, uno llora, otro grita y otro brinca. No puedes manejar porque te perturban, pero no puedes meterlos en el maletero, porque es inhumano, ni puedes dejar que te controlen porque puedes chocar», con esta metáfora Lorenzo Campins, psicólogo positivo, describe un ejemplo claro para aplicar técnicas de ventilación emocional de manera adecuada.

El especialista explica que las técnicas de ventilación emocional, son implementadas a partir de una perturbación a nuestra salud física  o espiritual, dado que «siempre hay presente un concepto emocional en toda afección», dice Campins.

En este sentido, señala el psicólogo positivo que siempre de ha estigmatizado al mostrar nuestras emociones de manera excesiva, relacionando este hecho con un signo de debilidad.

«Y es todo lo contrario. Si no las valido, se van a enquistar y manifestarse como malestar», asegura Campins, por lo que recomienda identificar cuál es la emoción que causa malestar, sentirla y liberarla.

Foto Referencial

Lea también: Fatiga crónica: efecto secundario del covid-19

Tres técnicas de ventilación emocional

Es por ello que el especialista recomienda las siguientes técnicas de ventilación emocional, como el «tapping«, la cual consiste en dar suaves golpes en ciertos puntos de cabeza, hombros, manos y parte superior del pecho, donde se producen coágulos emocionales que impiden fluya la energía en el cuerpo.

Otra técnica de ventilación emocional es hacer un diario emocional, ante una situación desafiante, que pasa pero la emoción queda, «nos debemos sentar y escribir, pasar de lo abstracto al concreto, de lo general a lo específico. La saco del torbellino de mi mente y la puedo ver más objetivamente, con distancia física», detalla Campins.

También recomienda, la técnica de ventilación emocional: Proyectar, es decir, identificar la rabia, ira o molestia en la pantalla de mi mente, y ver cómo abarca todo, cómo se empieza a encoger y luego se difumina hasta que se desintegran las imágenes que se disipan y no siga generando perturbación.

Finalmente, sugiere que ante las situaciones dramáticas, intensas y muy profundas necesitan acompañamiento de terapeuta, pero los «baches emocionales«, deben superarse de manera autónoma.

Foto Referencial

«No es necesario llamar al coach ni al psicólogo. Mientras más herramientas, más inteligencia emocional«, acota Campins.

El psicólogo positivo, Lorenzo Campins, coloca a disposición su cuenta @lorenzocampins tanto en Facebook como Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también:¿Cuáles son los beneficios de asistir a una terapia psicológica?

Comenta y se parte de nuestra comunidad