11 juegos sexuales

El sexo no tiene porque ser aburrido, es una de las prácticas con más tabúes hoy en día. No obstante, mencionaremos algunos juegos en la cama para compartir en pareja que te hará renovar la rutina y ser esa pasión de nuevo.

Las relaciones sexuales tienen infinitos beneficios dentro del ser humano, varios de ellos: libera estrés, alarga la vida, ayuda a tener un sistema inmunológico más fuerte y mejora la salud cardiovascular.

¡No pierdas tiempo en inténtalo!

Imagen referencial

Juegos en la cama

A continuación, te damos algunas ideas de lo que puede ser los juegos en la cama para compartir en pareja y más durante esta cuarentena:

  1. Temperatura sexual: Este es uno de los principales y más clásicos juegos. Se trata de sentir y jugar con las sensaciones que producimos en nuestra pareja y viceversa.

Por ejemplo: Agarras un hielo y recorres un camino con él en el cuerpo de tu pareja.

2. El detenido: Otro de los clásicos, y seguro ya habrás imaginado hacerlo con tu pareja. Consiste en esposar a tu pareja y este no pueda moverse, aquí se simula ser atrapado o capturado.

3. Juego de los dados: Como su nombre lo indica, es un juego en el que se utiliza un dado, y es donde los dos miembros de la pareja se asignen números diferentes. 

Uno los dos pares y el otro impares. Entonces se lanza un dado y la persona que gane es la que será atada durante 5 minutos y recibirá el placer de la pareja.

4. Sabores sexuales: Sabemos que las sensaciones de las temperaturas pueden ser muy deliciosas, pero unos sabores pueden serlo aún más.

Puedes untarte chocolate, fresa y hasta helado y que, tu pareja pueda disfrutar de los diferentes sabores en tu cuerpo.

5. Masaje con aceite: No hay nada mejor que un rico masaje y si viene de tu pareja ¡mejor! Esta práctica es ideal para aumentar la excitación en pareja, y puedes realizar el masaje en el mismo lugar donde estés con tu pareja.

6. Bomba sexual: Quizás lo hayas escuchado antes. Este juego consiste en agarrar un reloj y poner un intervalo de tiempo en el que no se está permitido penetrar.

En ese tiempo solo se permiten las caricias, besos, mordiscos, etc., hasta que haya pasado ese tiempo estipulado.

7. Elige un papelito: Otro juego lleno de sorpresa, y como su nombre lo indica, el juego comienza agarrando papel de un jarrón, cada uno de los jugadores y en este se lee cosas como: «morder» y así sucesivamente.

Interesante para dejar fluir la incertidumbre y la imaginación.

8. La ceguera: Aquí uno de los dos se venda los ojos. Y como es común, cuando un sentido se tapa lo otros se desarrollan de mejor manera. El objetivo de esto es dejar que nuestra pareja nos satisfaga y soltar el control.

9. La batalla: La cama puede convertirse en nuestro lugar de combate, sin usar necesariamente la violencia en sí. Por lo general, cada pareja debe desnudarse y sujetar algún cojín con el que «inicia» la pelea.

El objetivo no es lastimarse entre sí, al contrario, crear un ambiente divertido y sensual entre las parejas.

10. ¡Adivina que tienes en la boca!: Más que hacerlo desagradable y un juego de mal gusto. Lo ideal es hacerlo en algún lugar cómodo, donde uno de los dos tenga los ojos vendados y la otra persona le facilite en la boca de la otra, cerveza, fresas, helado, entro otras cosas.

11. Twister desnudo: Aunque el juego puede ser un poco infantil, no lo es en lo absoluto. Este es un juego que requiere destreza física y coordinación motora.

Para que se convierta en un juego sexual, es necesario que los dos miembros de la pareja estén desnudos o en ropa interior. Lo que pase después ya es cosa nuestra.

Con información de: https://psicologiaymente.com/

Lea también: Los mejores libros sexuales

Comenta y se parte de nuestra comunidad