alimentos fermentados
Foto Referencial

Los alimentos fermentados forman parte de la dieta humana desde hace siglos e influyen positivamente en la salud de muy distintas formas. Los alimentos fermentados ayudan a tener una mejor salud intestinal.

Las bacterias buenas que viven dentro de nuestro organismo se han hecho populares por muy buenas razones. Estas pequeñas criaturas ayudan a que la digestión sea mucho mejor, aumentan la inmunidad e, incluso, pueden ayudar a conseguir la talla que deseas.

Por todo lo anterior, resulta ideal estimular su crecimiento para aprovechar sus beneficios. Una de las mejores maneras de lograrlo es mediante los alimentos fermentados.

Los alimentos fermentados se caracterizan por contener bacterias probióticas similares a las que viven en el intestino. Estos son algunos de los alimentos fermentados que podrías incluir en tu dieta si lo que quieres es recibir una buena dosis de probióticos.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo evitar los gases de las legumbres?

Beneficios de los alimentos fermentados

Alimentos más nutritivos y digeribles (las bacterias han hecho parte de la digestión por ti).

La fermentación aumenta la presencia de importantes vitaminas, como varias del grupo B y la K2. La K2 es difícil de encontrar en alimentos no fermentados. Es una vitamina clave para la salud ósea y coronaria, así como prevención de ciertos tipos de cáncer.

Promueven la modulación del sistema inmunitario. Recuerda que el 70% de tus defensas están en el intestino. Una microbiota pobre aumenta el riesgo de muchas enfermedades.

Diferentes alimentos fermentados aportan diferentes bacterias, aumentando nuestra diversidad bacteriana. Y mayor diversidad de la microbiota está ligada a menores riesgos para la salud.

Foto Referencial

Kéfir de leche

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 200 gramos de nódulos de kéfir
  • 1 Recipiente de vidrio

Cómo preparar un kéfir de leche:

  • Colocar la leche en el recipiente de vidrio previamente esterilizado.
  • Añadir los nódulos de kéfir y cerrar el recipiente de vidrio. Reposar durante unas 30 horas aproximadamente.
Foto Referencial
  • Colar la sustancia que se ha formado dentro del recipiente que es la leche kefirada.
  • Añadir más leche para tener la cantidad deseada.
  • Enjuagar la preparación resultante con agua no clorada cada cuatro días.

Zanahorias fermentadas

Ingredientes:

  • ½ kilo de zanahorias
  • 1 litro de agua
  • 50 gramos de sal marina
  • Semillas de alcaravea
  • 1 Recipiente de vidrio

Cómo preparar zanahorias fermentadas

  • Cortar las zanahorias en tiras gruesas.
  • Colocar las zanahorias en un recipiente de vidrio con capacidad para un litro.
  • Disolver la sal marina en agua para generar una salmuera.
  • Añadir una cucharada de alcaravea y la salmuera en el recipiente hasta que los tiras estén totalmente cubiertos.
Foto Referencial
  • Cerrar el frasco, pero sin apretar totalmente para que los gases puedan escapar.
  • Dejar las zanahorias fermentando durante unos cinco días aproximadamente.

Lea también: ¿Cómo funciona la Dieta del Metabolismo Acelerado?

Con información: okiodiario.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad