pasticho de calabacín
Foto Referencial

Este pasticho de calabacín es ideal para compartir un fin de semana en familia. Tratando de buscar alternativas más saludables, muchas veces las láminas de pasta para el pasticho se sustituyen con rebanadas de algún vegetal. Y el calabacín es una excelente opción por sus beneficios y propiedades para la salud; aparte de ser una excelente opción  para introducir verduras en la alimentación de los niños de manera divertida.

El calabacín es uno de los grandes protagonistas de nuestra dieta mediterránea,  forma parte de guisos, ensaladas y todo tipo de recetas. Además, es un poderoso antioxidante. Está compuesto por 80% de agua, convirtiéndose en un diurético natural; puede utilizarse de distintas maneras rayarse o cortarse en trozos pequeños y aun así no perderá su valor nutricional.

Calabacines rellenos
Foto Referencial

Lea también: Beneficios y Propiedades del Ajonjolí

Beneficios del calabacín para la salud

  • Es ideal para las personas que quieran adelgazar gracias a su alto contenido en fibra, agua y sus escasas calorías.
  • Gracias a la luteína y la zeaxantina fortalece la salud de los ojos.
  • Controla el colesterol debido a su contenido en fibra dietética. Además sus vitaminas A y C también disminuyen el riesgo de arteriosclerosis.
  • Lucha contra el envejecimiento. Sus antioxidantes y vitaminas A y C, nos ayudan a mantener una piel sana, joven y luchar contra los radicales responsables del envejecimiento de la piel.
  • Mejora la salud cerebral por su contenido en fósforo.
  • Evita la retención de líquidos gracias a su elevado nivel de agua. Por ello, es un remedio eficaz para combatir la celulitis.
  • Combate el acné y elimina las toxinas de la piel.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Deshincha los ojos. Colocar una rodaja de calabacín crudo en las bolsas alrededor de los ojos es un buen remedio contra la hinchazón.
  • Su contenido en potasio disminuye los riesgo de accidente cerebrovascular y de contraer una enfermedad cardíaca. Además su aporte en vitamina C que es antioxidante, ayuda a que los glóbulos funcionen mejor, y a reducir la presión arterial.
  • Previene la gota gracias a su aporte en Omega 3.
  • Fortalece el cabello y le aporta salud. Su contenido en vitaminas C y A del calabacín combaten el desgaste y sequedad del pelo.
Foto Referencial

Pasticho de Calabacín con carne

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 300 gr carne molida
  • 200 gr jamón (de su preferencia) en lonjas
  • 200 gr queso parmesano
  • Romero al  gusto
  • 3 tomates
  • 1 cebolla, pimentón, cebollín
  • 4 dientes ajo
  • Aceite de oliva

Preparación del pasticho de Calabacín con carne

Para el guiso de la carne: colocar la carne molida en un sartén y sofreír con un poquito de aceite y el ajo, luego que este bien sofrita la carne agregar el licuado de: tomates, cebollas, pimentón, cebollín y sal al gusto.

En una bandeja colocar un chorrito de aceite de oliva y expandir por toda la bandeja, colocar en rebanadas largas y crudas una capa de calabacín acompañado de una capa de jamón, carne y repetimos el mismo paso al finalizar agregamos carne y queso parmesano y un puñito de romero tapamos con aluminio la bandeja y lo llevamos al horno a 150° por 45min.

Foto Referencial

También puedes agregar entre las capas del pasticho salsa bechamel, puedes reservar un poco para la última capa y así gratinar mejor el queso parmesano.

Pasticho de calabacín, jamón y queso

Ingredientes:

  • 3 calabacines sin pelar
  • 4 tomates
  • 1 cebolla picada finamente
  • 250 g de jamón (de tu preferencia) en lonjas
  • 250 g de queso mozzarella en lonjas
  • 1 cucharada de queso curado rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Cómo preparar el pasticho de calabacín, jamón y queso

Lavar y poner a hervir los tomates hasta que pierdan su piel. Pelarlos y triturarlos con un tenedor o procesador.

En una sartén caliente, poner una cucharadita de aceite de oliva. Saltear la cebolla y agregar los tomates triturados. Cocer a fuego medio hasta que la salsa comience a espesar o reducirse. Después, retirar del fuego y dejar reposar.

Lavar bien los calabacines. Con el cuchillo, raspar un poco su piel, sin llegar a pelarlos. Cortarlos a lo largo, en láminas de unos 3 a 4 milímetros de grosor.

En una fuente para hornear, engrasar con un poco de aceite de oliva. Disponer las láminas de calabacín una a una, hasta cubrir la superficie de la fuente.

Colocar encima una cucharada de la sala de tomate, hasta cubrir la cama de calabacín. Agregar las lonjas de queso y luego de jamón hasta cubrir la salsa. Repetir todo el proceso y terminar con una capa de calabacín.

Foto Referencial

Llevar al horno durante 30 minutos a 180 grados.

Pasado el tiempo, extender sobre la lasaña el queso madurado rallado y llevar nuevamente al horno hasta que el queso se gratine.

Lea también: ¿Cómo hacer una torta light y deliciosa?

Con información de: okidiario.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad