A veces las personas con ansiedad tienen ciertas complicaciones cuando tienen sexo con su pareja, su libido se reduce, no están lo suficientemente concentrados para llegar al orgasmo o mantener la erección.

Para las personas que han sufrido un trauma sexual y hayan crecido con tabúes siendo el sexo un motivo de vergüenza son más propensos a presentar ansiedad sexual.

Imagen referencial

8 motivos por los que tienes ansiedad sexual

Estos 8 motivos te ayudarán a entender lo que pasa por su mente y cómo puedes ayudar a tu pareja o a ti mismo a identificar si te ocurre constantemente

  1. Me encuentro pensativo y no disfruto el momento.

Aunque queremos muchísimo a nuestra pareja a veces se dificulta dejarnos llevar por el momento y disfrutarlo.

Creando un momento incómodo de tensión y al final sufriendo de un ataque que también afecte a tu pareja.

Lo importante para ayudarte a enfocarte es enfocarte en el presente y en esas cosas que amas y disfrutas hacer con tu pareja, así poco a poco dejas que tu mente se tranquilice

2. Me cuesta mucho conectar con mi pareja

Para llegar a un nivel de intimidad la persona toma el tiempo necesario para sentirse cómoda y en confianza para tener sexo

Sin que los prejuicios y sus pensamientos se acumulen en su mentó.

Por esto es recomendable comunicarse en todo momento y sincerarse en cualquier situación

3. Me juzgo demasiado por todo.

Esto sucede mucho cuando no conocemos mucho a nuestra pareja y dejamos que nuestros nervios se apoderen

4. Me cuesta mucho excitarme.

Como siempre estamos pensando en algo nuestra pareja tiene que hacer un esfuerzo extra para mantenernos en sinfonía y encenderte, aunque la ansiedad es a veces incontrolable.

Mientras tengamos poder de nuestra mente y solo nos concentremos en lo que nos lleva a nuestra zona segura, nuestra mente se relajará en instantes

5. A veces tengo que tomar un par de copas para tranquilizarme.

Cómo cuesta tranquilizar nuestra mente es sencillo “apagarnos” usando alcohol o tés calmantes.

6. Me obsesiono con mi aspecto.

Pensamos que en ese momento nuestra pareja está pendiente de cada ínfimo detalle cuando no es así, así como tú, tu pareja también tendrá cosas que no le parecen tan atractivas.

Pero en el momento de tener sexo solo nos concentramos en la conexión que sentimos y lo bien que lo pasamos

7. Le doy demasiadas vueltas a cómo el sexo puede afectar a mi relación.

Cuando sufrimos de ansiedad no saber cuál es el momento perfecto para tener sexo, te recomendamos no darle muchas vueltas  este tema y solo llevar tu relación un día a la vez.

Así tu pareja y tu no se enfocarán tanto en el cuánto sino en disfrutar cada momento juntos

8. Me agobio cuando tengo que planificar el sexo.

Esto a fin de cuentas hace que el sexo acabe con las relaciones, sólo presta atención a los momentos y a pasarla bien con tu pareja.

Sobre analizar cada aspecto apaga la llama no sólo tuya sino de tu pareja.

Con información de: https://www.huffingtonpost.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad