Foto Referencial

Un mejor alumbramiento en los trabajos de parto natural o por cesárea se puede lograr practicando Pilates, acompañado de técnicas de respiración, así lo asegura Raquel Hernández, instructora de Pilates, especialista en embarazadas.

La experta sostiene que el Pilates debe realizarse en embarazadas a partir del tercer mes de gestación, mínimo una vez por semana y máximo dos o tres veces, y practicarlo hasta el día antes del parto, mientras que la duración será de 45 minutos a medida que avanza el embarazo llegando a los 8 minutos, dado que «el único cansancio que debe sentir la futura madre es el muscular», explica Hernández.

Sin embargo, aclara que el Pilates está contraindicado en embarazos de alto riesgo y que no debe hacerse sin la ayuda de un profesional en la materia, debido que las técnicas de respiración son  específicas, también detalla que se deben evitar los movimientos bruscos y ejercicios de planchas prolongadas. 

La instructora de Pilates, especialista en embarazadas, Raquel Hernández, coloca a disposición su cuenta @mimundo_pilates en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Psicología detrás del emprendimiento: Tú decides si llorar o avanzar

Comenta y se parte de nuestra comunidad