Foto Referencial

Algunos se preguntan si una vez contraído el coronavirus sea posible crear anticuerpos que permitan al organismo defenderse nuevamente si entrara en contacto con el covid-19, y la respuesta es poco esperanzadora.

Y es que un estudio realizado por investigadores chinos, y publicado en Nature Medicine, detectó en un grupo de casi 40 pacientes asintomáticos que, a pesar de haber superado el covid-19, tenían niveles de anticuerpos contra la enfermedad en grados muy bajos, llegando a ser prácticamente indetectables a los dos meses de haberse contagiado.

Es decir, que si se infectaran nuevamente, su organismo ya no poseería dichas defensas para bloquear el coronavirus, y esto tiene su explicación en que «los estudios realizados hasta el momento se centran en una sola parte de la inmunidad, la dependiente de anticuerpos”, explicó el Dr. Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología.

El especialista sostiene que ciertamente la atención está enfocada en la generación de anticuerpos, dado que estas proteínas son una de las armas que usa el sistema inmune para bloquear la entrada del virus en las células del cuerpo, pero no es la única ni la más importante.

Foto referencial

Lea también: Ingesta accidental de geles hidroalcohólicos en niños causaría la muerte

Linfocitos son vitales

Asimismo, detalló que existe otra clase de inmunidad que puede ser más efectiva, pero de la que hasta ahora poco se ha hablado: la respuesta basada en los linfocitos, especialmente en la de los linfocitos CD8+, que son capaces de eliminar a las células infectadas, y los linfocitos CD4+, indispensables para fabricar nuevos anticuerpos en caso que el coronavirus regrese después.

Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario y que recorren todo el organismo a través del aparato circulatorio y el sistema linfático. Hay de dos tipos principales: los de tipo B y los de tipo T. A este segundo grupo pertenecen el CD8+ y el CD4. En general, los linfocitos T se encargan de destruir las propias células del cuerpo que han sido infectadas por un virus o que se han vuelto cancerosas.

Los linfocitos tienen la capacidad de memorizar a los agentes patógenos que ingresan al cuerpo para luego provocar una respuesta de defensa. Y, al parecer, los linfocitos que ya han estado expuestos a otros coronavirus pueden identificar al covid-19, nombre con el que se le conoce al actual coronavirus.

Foto Referencial

Pacientes con antecedentes de coronavirus

Volviendo al grupo de pacientes contagiados en base al estudio mencionado, se sabe que estas personas probablemente se contagiaron anteriormente con otros cuatro coronavirus humanos -HCoV-229E, HCoV- NL63, HCoV-OC43- que solo producen síntomas de resfriados.

Sin embargo, como estos virus también comparten proteínas con el SARS-CoV-2, los linfocitos pueden buscar en su “registro” e identificar al nuevo patógeno.

Y en conclusión los pacientes chinos mencionados en un inicio pudieron haber vencido al virus gracias a la respuesta de sus linfocitos, o quizás fue la acción de algún otro mecanismo del sistema inmune hoy no estudiado. Probablemente, si se hubieran hecho una prueba algunos meses después de haber contraído el virus, habría dado negativa, ya que no se detectarían anticuerpos.

Lea también: Nube de polvo del Sahara y sus complicaciones para el COVID-19

Con información: www.elcomercio.pe

Comenta y se parte de nuestra comunidad