buen sexo (1)

Sabemos que esta temporada de confinamiento puede haber afectado nuestra vida sexual, así como ha aumentado nuestra ansiedad y las ganas de volver a la normalidad nos abundan. Te diremos algunos consejos para que puedas disfrutar de un buen sexo.

En este caso hablamos en concreto de trabajar para mejorar la sexualidad, lo más importante es saber qué aspectos básicos necesitas tener claros para poder disfrutar de una sexualidad plena y consciente.

Imagen referencial

Consejos para un buen sexo

A continuación, mencionaremos los 8 mejores consejos para que tengas el mejor sexo de tu vida.

Conoce tu cuerpo: Lo primero para disfrutar de una buena sexualidad es conocer la vía por la que tienes sensaciones, y a eso se le llama cuerpo. Es importante que conozcas tus rincones, tus matices y todo. Observa tu cuerpo sin juzgarlo, solo conócelo y descúbrelo, pero sobretodo ámalo.

Busca tu propio placer: Para sentir placer debes descubrir aquello que te hace sentir. Indaga en tu cuerpo qué sensaciones tienes, toca distintas partes, busca diferentes maneras de estimularte.

Acéptate y quiérete: Tienes que aceptar como es tal cual tu cuerpo, tu excitación, tus fantasías y todo está bien. No te juzgues, no te exijas, y empieza a aceptarte y a quererte. Todo cuerpo es bello y todo deseo es bonito.

Para poder llegar a la plena sexualidad primero debe haber una aceptación de quién eres y una autoestima hacia uno mismo.

Potencia tu yo erótico: Saca la mejor versión de ti mismo eróticamente hablando. Date el tiempo para fomentar tu deseo y potenciar tu erotismo. Busca recursos para conocer ese yo erótico, puede ser con música sensual, una ropa interior, una lectura erótica y un vídeo sensual.

Es bueno que uno mismo sepa cómo trabajar su deseo y cómo conectar con su erotismo, porque es la base para empezar a disfrutar de una buena sexualidad.

Disfruta del camino, no hay un fin: En el sexo lo más importante es el camino, el recorrido, no por llegar al clímax significa mayor placer, ¿o no es verdad? Aprende a descubrir los diferentes placeres y a encontrar los matices en cada paso sexual.

El orgasmo no debe ser la finalidad. Intenta conectar con todas las sensaciones y eso te ayudará a cambiar la idea que tienes del sexo.

Desconecta la mente y conecta el cuerpo: Solo fluye, siente, conecta con lo que dice y experimenta tu cuerpo. No hay exigencias, no hay objetivo, tu único objetivo es sentir. Apaga tu mente. En muchas ocasiones se recomienda que se trabaje la relajación o el mindfulness cuando cuesta apagar pensamientos que distraen.

Crea tu ambiente: Busca el entorno adecuado para poder dejarte llevar. Crea un ambiente que te ayude a conectar con el erotismo, a desconectar la mente, a sentir. Quizás una luz más tenue, una música sensual o relajante, una cama cómoda y un olor.

Exprésate: Muestra lo que sientes y deseas, déjate llevar. Céntrate en ti mismo, pero sin exigencias. Aprende a mostrarte, a pedir, a ser espontáneo, a fluir. No te pongas en la postura de simplemente ser un ente que ofrece placer al otro. Debes empoderarte, mostrar tus deseos y necesidades y responsabilizarte de tu placer.

Con información: https://www.lavanguardia.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad