Foto Referencial

Los extremos son malos para todos los ámbitos de la vida y el hidratarse en exceso es igual de peligroso como no hacerlo.

El rendimiento deportivo dependerá del tomar agua antes, durante y después del entrenamiento, sobre todo si se es running, dado que el desgaste es mayor, que cuando se practica hipertrofia (levantamiento de pesas).

Lo ideal es no esperar a tener sed, debido que esto es un signo de deshidratación, y cuando se practica una actividad deportiva, los músculos por falta de líquidos se lesionan y perdemos vitalidad.

Porque cuando tenemos actividad, transpiramos y evacuamos calor desde el interior de nuestro cuerpo, es entonces que el sudor sobre nuestra piel adquiere temperatura interna, evaporándose y provocando un efecto de enfriamiento.

Lea también: Frutas para cuidar tu salud ¿Cuál es tu favorita?

Hidratación en 3 tiempos

Al mismo tiempo nos deshidratamos, es por esto que debemos tomar líquidos antes, durante y después de entrenar, ya que cuando nos deshidratamos nuestro rendimiento deportivo comienza a mermar, si este estado se acentúa disminuye nuestra resistencia y fuerza muscular, y si la deshidratación continúa podemos llegar a sufrir una descompensación.

Al contrario, si se ingiere mucha agua, además de orinar demasiado y en esa micción perderás minerales y probablemente sentirás calambres si estas practicando algún deporte.

Para contrarrestar esto, si se está planeado correr un maratón, es recomendable consumir «pastillas de sal«, bebidas isotónicas y cafeína.

sobrehidratación
Foto Referencial

Rendimiento deportivo

También es recomendable el acompañamiento de un nutricionista deportivo, quien planifique cuánto comer e hidratarse para un maratón.

La correcta hidratación evita  lesiones, mejora el rendimiento deportivo y permite conservar la masa muscular, es por ello que se debe realizar la toma de líquidos con pequeños sorbos y en forma periódica.

Esto se podrá hacer cada tantos minutos o por ejemplo en cada marca de kilómetro y así evitar que aparezca la sensación de sed, ya que si estamos bien hidratados podremos regular una buena temperatura corporal y entonces mejorar nuestro rendimiento.

Lea también: Ayuno intermitente para principiantes: lo básico que tienes que saber

Con información de www.gym19.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad