Foto Referencial

Un nuevo revés ahora es centro de atención de las noticias y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha reconocido la posibilidad de contagio por transmisión área del coronavirus.

La OMS informa que cada vez hay más evidencia que el COVID-19 puede propagarse por pequeñas partículas suspendidas en el aire, en escenarios con multitudes o en lugares cerrados y poco ventilados, dijo este miércoles un representante del organismo.

De acuerdo a la OMS, más de 200 científicos de 32 países los acusaban de subestimar la posibilidad de transmisión aérea del virus, toda vez que la instancia de la Organización para las Naciones Unidas (ONU), afirmaba que el COVID-19 se transmite a través de las gotículas emitidas al toser o estornudar.

vacuna contra el COVID-19
Foto Referencial

Lea también: Comunicación: es la clave para sobrellevar la cuarentena en casa

OMS insistía en el contagio directo

Prácticamente desde inicios de la pandemia del coronavirus, la OMS ha insistido en que el COVID-19 se transmite a través de gotículas emitidas cuando las personas tosen o estornudan, abonando la tesis del contacto directo con un portador para el contagio.

Y así insistía la OMS que esas gotículas no permanecen flotando en el aire, sino que caen sobre superficies, por eso es que el lavado de manos se identificó como la mayor prevención.

Ahora desde la OMS han advertido que la evidencia es preliminar y requiere mayor evaluación, por lo que Benedetta Allegranzi, directora técnica para infecciones, prevención y control de la OMS, aseguró que la evidencia que surge sobre la transmisión aérea del coronavirus en «los escenarios aglomerados, cerrados y poco ventilados que han sido descritos no puede ser descartada».

Personas asintomáticas al COVID-19
Foto Referencial

Científicos insisten en contagio por vía área

«Queríamos que (la OMS) reconociera la evidencia», indicó José Jiménez, un farmacéutico de la Universidad de Colorado que firmó el documento, que señala que el virus también se propaga por el aire, aunque en partículas mucho más pequeñas que flotan durante horas después de que las personas hablan o exhalan.

«Definitivamente este no es un ataque contra la OMS. Es un debate científico, pero sentimos que era necesario hacerlo público porque rehusaban escuchar la evidencia después de muchas conversaciones que tuvimos con ellos», agregó Jiménez.

En este sentido, el profesor Benjamin Cowling, de la Universidad de Hong Kong, afirmó que este estudio es preocupante para el personal sanitario, debido que «si la transmisión aérea representa un riesgo, los trabajadores de la salud deberían usar el mejor equipo profiláctico posible… Y en realidad la Organización Mundial de la Salud dijo que una de las razones por las cuales preferían no hablar sobre la transmisión por aire del COVID-19 era porque no había suficientes máscaras especializadas de este tipo en muchas partes del mundo», insistió el especialista.

Foto Referencial

De confirmarse la evidencia sobre el contagio por transmisión área de COVID-19, las guías de conducta en espacios cerrados podrían cambiar.

Lea también: ¿Cómo construir una rutina de sueño saludable?

Con información: www.bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad