Foto Referencial

“Es tan importante que no estés solo en tu cabeza”, recomendó Mary Alvord, psicóloga clínica y profesora adjunta de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Universidad George Washington, como herramienta positiva de resistencia para enfrentar el coronavirus.

De modo que una de las primeras formas de volverte resistente es comenzar por comunicarte con amigos, familiares u otras personas de tu comunidad inmediata para conectarte.

Si bien es cierto que la pandemia del covid-19, no la podemos controlar, más allá del confinamiento y el distanciamiento físico, podemos concentrarnos en las situaciones que podemos controlar y así aceptar la incertidumbre de lo que no podemos cambiar, como la salud pública o la economía.

Foto Referencial

Lea también: OMS se retracta nuevamente y reconoce contagio de covid-19 por vía aérea

Vida saludable es una forma de resistir

Pero nuestro poder de autorregulación sobre nuestros propios cuerpos sí podemos controlar y eso pasa por tener un sueño reparador y comer alimentos saludables, para el control en un entorno dinámico.

En una crisis, los humanos están conectados para responder primero con miedo y vigilancia, señala Arthur Brooks, profesor de la Harvard Kennedy School y presentador del podcast “El arte de la felicidad”.

Quien detalla que no es ningún secreto que durante los bloqueos y las cuarentenas en todo el mundo, vivimos bajo la atmósfera global de miedo y vigilancia, inclusive algunas personas pueden haber sentido que los bloqueos eran demasiado severos, afirma Brooks, porque todos queríamos volver a la normalidad.

Statu quo

Y explica el catedrático que las personas son simplemente incapaces de mantener la respuesta de lucha o huida durante años, debido que después de unos meses, los cuerpos de las personas se adaptan naturalmente al statu quo, lo que significa un estado de estabilidad interna que los biólogos llaman homeostasis, de hecho, la fatiga de la cuarentena se ha establecido.

“La gente todavía está en crisis, aunque podría no sentirse de la misma manera”, señala Brooks, y refuerza esto alegando que “hemos regresado homeostáticamente a la línea de base. Antes estabas sufriendo por demasiado miedo. Ahora estás sufriendo porque no hay suficiente. La homeostasis nos ha hecho estar menos vigilantes”.

Foto Referencial

Pese que la pandemia del coronavirus sigue siendo una amenaza tan grande como desde sus inicios y los casos crecen aceleradamente en todo el mundo, y ya vivimos la primera ola de contagios, corremos el riesgo de concebir la pandemia como una forma tolerable de riesgo más parecida a los accidentes automovilísticos.

“Incluso si tenemos una segunda ola, no le tendremos miedo de la misma manera”, aseguró Brooks al señalar que “no puedes permanecer ‘anormal’ por mucho tiempo”.

Lea también:

Con información de: www.cnnespanol.cnn.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad