dolores musculares
Foto Referencial

Las principales molestias causadas por dolor de espalda van desde: malas prácticas como ejercicios físicos intensos sin cuidar la postura, levantar peso excesivo, dormir en una posición inadecuada y estar acostado o de pie mucho tiempo, aunque el estrés puede interferir en los distintos grupos musculares produciendo dolor, por lo que una terapia casera que alterne frío y calor, será la solución.

El dolor de espalda que aparece repentinamente y dura menos de seis semanas (agudo) puede ser producto de una caída o del levantamiento de un objeto pesado.

Mientras que el dolor de espalda que dura más de tres meses (crónico) es menos frecuente que el dolor agudo.

Prácticamente el dolor de espalda se manifiesta sin una causa que el médico pueda identificar con una prueba o un estudio de diagnóstico por imágenes.

Los síntomas mayormente relacionados con el dolor de espalda incluyen:

  • Presión muscular o en los ligamentos: levantar objetos pesados en repetidas ocasiones o hacer un mal movimiento repentino pueden ejercer presión sobre los músculos de la espalda y los ligamentos de la columna vertebral.
  • Protuberancia o hernia de disco: los discos funcionan como amortiguadores entre los huesos (vértebras) de la columna vertebral. El material blando en el interior del disco puede tener una protuberancia o una ruptura y ejercer presión sobre un nervio.
  • Artritis: la artrosis puede afectar la zona lumbar y en algunos casos, la artritis de la columna vertebral puede reducir el espacio que rodea la médula espinal, un trastorno que se denomina estenosis del conducto vertebral.
  • Irregularidades óseas: la columna vertebral se curva hacia un lado (escoliosis) también puede causar dolor de espalda, pero habitualmente no antes de la mediana edad.
  • Osteoporosis: las vértebras de la columna vertebral pueden presentar fracturas por compresión si tus huesos se vuelven porosos y frágiles.

Para aliviar los síntomas del dolor de espalda es necesaria la terapia de frío-calor, el frío produce vasoconstricción disminuyendo el flujo de la sangre, que llega a la zona afectada controlando la inflamación.

Mientras que el calor genera vasodilatación, aumenta la circulación y esta combinación, promueve la variación de la sangre, relajando la musculatura, disminuyendo eficazmente el dolor.

Dolor de espalda
Foto Referencial

INDICACIONES

Aplicar paños calientes y fríos alternándolos cada 10 minutos por 40 minutos, para aliviar los dolores de espalda.

Para el frío, usa una bolsa de hielo envuelta en una toalla y para el calor, hierve un litro de agua con un cuarto de litro de vinagre y añade dos cucharadas de Romero.

Deja reposar por 5 minutos, moja una toalla y aplica en la zona que te duele para relajar la columna. Es idóneo dormir en posición fetal y poner almohadas entre las rodillas.

Es recomendable levantarse de la cama, colocándose de costado, sacar los pies de la cama y sentarse antes de ponerse de pie, esto no sobrecargará la zona de la espalda baja.

Lea también: Los beneficios del agua con gas

Con información de www.mayoclinic.org

Comenta y se parte de nuestra comunidad