Foto Referencial

Un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha explorado por primera vez la relación entre los dispositivos móviles y el volumen cerebral de los adolescentes, y no ha encontrado ninguna asociación negativa.

El análisis se basó en los datos de 2.500 adolescentes holandeses, quienes hacen uso de dispositivos móviles parte gran parte de su tiempo durante el día, generando preocupación por sus posibles consecuencias en la salud de los menores, de acuerdo a lo informado por el ISGlobal.

Aunque los resultados han demostrado que no hay un vínculo entre el volumen cerebral y los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF), el estudio sugiere «una posible asociación entre el uso de dispositivos para navegar por internet con conexión wifi y un menor volumen del núcleo caudado del cerebro (una de las partes del cerebro que integran los ganglios basales».

Foto Referencial

Lea también: Remedios caseros para el dolor de espalda (+video)

Resultados no son concluyentes

Por lo que el ISGlobal, ha afirmado que una posible explicación de los resultados sería la influencia de los factores sociales o individuales relacionados con ciertos usos de los dispositivos móviles, pero no hay suficientes datos para confirmarlo.

Sin embargo, los investigadores han hallado un vínculo entre un menor volumen de esta parte del cerebro que interviene en la memoria y en la coordinación de movimientos y la dosis de CEM-RF de dispositivos con pantallas cuando se usaban para navegar por internet mediante conexión wifi y, de momento, no hay explicación al respecto.

En este sentido, la primera autora del estudio del SGlobal, Alba Cabré, explica que «este resultado debe tomarse con muchísima cautela, ya que no se puede descartar la influencia de otros factores o hallazgo casual».

Por su parte, la también investigadora del ISGlobal y coordinadora del estudio, Mònica Guxens, ha asegurado que «es necesario realizar más estudios sobre dispositivos de comunicación móvil y sus posibles asociaciones con el desarrollo del cerebro, independientemente de si la relación se debe a la exposición a CEM-RF u otros factores».

Foto Referencial

Lo que sí sabe es que es necesario realizar más estudios sobre dispositivos móviles y sus posibles asociaciones con el desarrollo del cerebro.

Lea también: Pandemia del covid-19 ha aumentado casos del síndrome del corazón roto

Con información de www.20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad