Foto Referencial

En este tiempo que estamos en casa por la cuarentena, toca encarar el nuevo curso con nuevas energías. Para ello es importante llevar una alimentación equilibrada, y el desayuno nunca puede faltar. Para no caer en la rutina te ofrecemos siete desayunos distintos para cada día de la semana; De las cuatro comidas diarias, el desayuno es la más importantes. Muchas personas no desayunan y llegan al almuerzo con una alteración del apetito. Eso hace que se retrase el gasto metabólico y se puede tener una deficiencia energética si no se desayuna de manera correcta.

Opciones por día de desayunos para cada día de la semana

Lunes: A tu yogur preferido, agrégale un puñado de frutos secos. Pueden ser almendras o nueces. Acompaña la mezcla con trozos de frutas. El kiwi, por ejemplo, es rico en antioxidantes y vitamina C. También puedes crear tu mezcla favorita o apostar por una selección de cereales ya preparados. Las posibilidades son casi infinitas: trigo tostado, copos de avena, almendras, nueces, quinoa o semillas, son algunas de las opciones. Mezcla tus cereales con fruta de temporada, añade yogur natural y, si quieres, un poco de miel y canela. La mezcla de sabores es deliciosa y verás el lunes con mejores ojos.

Foto Referencial

Martes: Tostadas de pan integral con semillas y aceite de oliva, queso untable y unas fetas de jamón crudo. Una saludable opción salada para escaparle a las tentaciones dulces. El pan tostado es uno de los componentes del desayuno más populares. También puedes tomar tu tostada con mermelada, tomate y aceite, pero nosotros te proponemos una opción diferente que te sorprenderá. El aguacate es una fruta nutricionalmente muy completa que aporta mucha energía, por lo que es perfecta para tomar por la mañana. Elige aguacates maduros y así podrás extender su cremosa carne sobre el pan, mejor si apuestas por uno de cereales o integral. Exprime un poco de zumo de lima o limón por encima para ganar aún más en sabor.

Lea también: ¿Cómo debe ser la alimentación del paciente con Alzheimer?

Miércoles: Una porción pequeña de arroz con leche es rica en proteínas y fibras. Puedes agregarle pasas de uva, frutos rojos y canela.

Jueves: Los batidos de frutas o smoothies se pueden convertir en un desayuno sencillo y delicioso. Además de combinar diferentes ingredientes, te ayudan a eliminar toxinas. Aquí tienes algunas ideas:

  • Lechosa, mango, zumo de lima, leche de coco y un poco de sirope de ágave.
  • Plátano, galletas tipo María, leche desnatada y cacao en polvo.
  • Frutos del bosque variados, leche de almendra y yogur.
  • Melocotón, unas hojas de espinacas frescas, zumo de naranja y miel.

Viernes: Cookies de avena, miel y avellanas. Son fáciles y rápidas de preparar. Con un vaso de jugo de naranja exprimido harán una comida súper atractiva.

Foto Referencial

Sábado: Las proteínas de la clara del huevo son ideales. Se pueden hacer panqueques, incluso hacerlos revueltos o pasados por agua. Súmale un lácteo y una fruta. Investigaciones recientes han demostrado que comer varios huevos a la semana es un hábito muy saludable con numerosos beneficios. ¿Por qué no aprovechar sus ventajas a primera hora de la mañana? El huevo nos aporta proteínas de alta calidad, ayuda a controlar el apetito el resto del día y también contiene importantes vitaminas y minerales. Puedes prepararlo de la manera que más te guste.

Domingo: Por fin llegó el descanso y un permitido nunca está de más. Una porción de torta de chocolate con un rico café con leche te puede ayudar a liberarte del estrés de la semana.

Lea también: Té de jengibre con limón para perder peso

Con información de:

Comenta y se parte de nuestra comunidad