teletrabajo
Foto Referencial

Pasar largas horas frente al computador o teléfono celular, por el teletrabajo, es prácticamente una obligatoriedad para muchos que ahora deben laborar desde sus casas por la pandemia del covid-19, pero esto ha generado lesiones en la columna cervical.

Así lo asegura, la fisioterapeuta María Elena Sortino, quien señala que el dolor cervical es el más frecuente en estos tiempos de pandemia, por trabajar desde casa, el cual se presenta generalmente en «la base del cráneo, con contracturas y puntos de gatillo en trapecios superiores y músculos cercanos al cuello, en las paravertebrales cervicales«.

Esto sucede bajo el nombre de «cervicalgia«, la cual no es más que la afección por sobrecargas musculares provocadas por malos hábitos posturales, que afecta las partes blandas, músculos, ligamentos, discos y nervios, además de vértebras y sus articulaciones. 

Foto Referencial

Lea también: Dolor cervical puede ser causado por el uso de aparatos tecnológicos

Lumbalgia por silla inadecuada

Por otra parte, precisa la fisioterapeuta, el segundo dolor por el cual tienen que ver terapias físicas las personas por confinamiento, es el del lumbalgia, el cual ocurre cuando, «se dura más de 1 hora sentado, sin la silla ergonómica adecuada que de soporte a la columna vertebral«, dice Sortino.

Estos dolores se presentan en la parte inferior de la espalda después de realizar ciertas actividades o tras un movimiento repentino, luego de levantar algo pesado.

La lumbalgia por lo general se expresa mediante los síntomas con dificultad para moverse que puede ser lo suficientemente grave como para impedir que el paciente camine o esté de pie.

Por lo general, el dolor por lumbalgia también pasa por la ingle, los glúteos o la parte superior del muslo, y rara vez llega debajo de la rodilla. Aunque, suele venir acompañada de espasmos musculares que pueden ser graves.

Foto Referencial

Terapia casera

En cuánto a las terapias en casa, por estas lesiones que sean de baja intensidad, y que el paciente no pueda asistir a un centro asistencial, puede aplicar en la columna dorsal, «una ducha de agua tibia y con una pelota de tenis  o alguna más blanda, colocarla en el sitio de dolor o punto de gatillo, presionar contra la cama, la persona acostada o en el piso, presionar 10 segundos y relajarse. Aplicarse calor con una fomentera o con un paño húmedo», detalla Sortino.

Si la lesión tiene 2 semanas, sugiere la fisioterapeuta, colocar en la zona afectada, «calor durante 15 minutos. Si es en el hombro, tomar un paquete de granos y dejar colgando el brazo», precisa Sortino.

Finalmente, la especialista hace énfasis en que la terapia de frío, debe colocarse solamente las primeras 48 horas, durante 20 minutos, con un máximo de 3 a 4 veces al día.

Foto Referencial

La fisioterapeuta, María Elena Sortino, coloca a disposición su cuenta @centroderehabilitacionmes en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Fracturas en casa por imitar tutoriales de ejercicios en Youtube

Comenta y se parte de nuestra comunidad