Foto Referencial

La auyama es un alimento con un elevado valor nutricional, ya que posee importantes cantidades de vitaminas, minerales y fibra. Preparar una deliciosa y esponjosa torta de auyama sin huevos ni leche nos llevará muy poco tiempo. Es por eso, que te daremos la receta de cómo prepara esta rica torta.

Ingredientes

  • 200 gramos de auyama pelada
  • 3 huevos
  • 100 mililitros de aceite suave
  • 225 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina
  • 2 cucharadas de postre de bicarbonato
  • 2 cucharadas de postre de canela molida
  • 1 pizca de nuez moscada molida
Foto Referencial

Lea también: Bizcocho de aguacate con glaseado de yogur y nueces

Cómo preparar una torta de auyama

Para hacer la torta, en primer lugar vamos a trocear la calabaza. Luego, ponemos los trozos en un cazo con agua y cocemos durante 30 minutos, o hasta que esté bastante tierna la auyama.

Precalentamos el horno a 180 ºC. Con un tenedor, machacamos la calabaza hasta hacerla puré, incorporamos los huevos, el aceite y el azúcar y batimos bien. Como has podido comprobar, esta es una receta de torta de auyama con aceite y sin leche, de manera que las personas intolerantes a la lactosa también pueden comerla.

Mezclamos la harina con el bicarbonato sódico, la canela y la pizca de nuez moscada y tamizamos encima de la mezcla de puré de auyama y huevos. Mientras se tamiza, vamos mezclando para seguir preparando la masa del bizcocho de calabaza.

Engrasamos bien un molde redondo y vertemos el preparado de la torta de auyama con aceite. Horneamos a 180ºC con calor abajo durante 25 minutos, después ponemos el calor arriba y abajo y seguimos horneando 15 minutos más, o hasta que al pinchar la masa con un palillo este salga limpio, es decir, sin restos de masa.

Dejamos reposar en el molde 10 minutos y desmoldamos con cuidado para que se termine de enfriar. Espolvoreamos azúcar glass para decorar y servimos.

Lea también: Desayunos distintos para cada día de la semana

Con información de: www.cookpad.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad