trasplante
Foto Referencial

El trasplante de riñón para las personas que padecen de VIH es factible y seguro, según han descubierto investigadores apoyados por los Institutos Nacionales de Salud.

Estas investigaciones se han basado en estudios realizados a partir del 2019, cuando varios científicos informaron que las personas con VIH que recibieron trasplante de algún donante con VIH fallecido, han tenido una alta supervivencia.

Las personas que padecen de VIH tienen a tener una creciente prevalencia de enfermedad renal en fase terminal. Es por ello que realiza un trasplante de riñón, ya que esto prolonga la vida de las personas con esta enfermedad tan agresiva. 

Los pacientes con VIH que desean un trasplante se encuentran a una escasez de donantes y aun acceso limitados a los riñones. 

VIH
Foto Referencial

Investigadores realizaron pruebas con 25 participantes, los cuales recibieron trasplantes de riñón de donantes fallecidos por VIH y 50 participantes recibieron trasplante de riñón de donantes fallecidos sin VIH. 

Todos los participantes sobrevivieron al trasplante. Un ano después del trasplante la supervivencia general del injerto fue excelente y comparable entre los receptores de riñones positivos y de los riñones negativos. 

Además de ello no hubo complicaciones post-intervención del VIH. Dejando esto como un estudio científico comprobado de manera exitosa.

Leer también  primer caso de vih resistente a los antirretrovirales

Información heraldo

Comenta y se parte de nuestra comunidad