La migraña
Foto Referencial

La migraña es una de las dolencias más comunes, que se presenta de un solo lado de la cabeza, con visión borrosa, que se conoce como «aura«, pero realmente el problema no está en la cabeza, sino  en un trastorno vascular, que tiene desencadenante en los procesos hormonales o digestivos.

«Más del 65% de los pacientes que padecen migraña tienen antecedentes familiares directos, sobre todo los que sufren de migraña con aura, es por ello que es mucho más frecuente en mujeres, y puede iniciar en la infancia y concluir con la menopausia«, así lo asegura el Dr. Ronald Cadenas, médico neurólogo, especialista adjunto en neurología en el Hospital Universitario de Los Andes, estado Mérida (Venezuela).

Precisamente este es el caso de la fisioterapeuta e internacionalista, Elen Hernández de 38 años de edad, quien asegura padecer migraña desde los 11 años, «inicialmente asociada al desarrollo físico y luego al ciclo menstrual. Después fue evolucionando con los años, por la falta de sueño, y ahora mi migraña es fotosensible, de acuerdo a lo que me dijo el médico».

Describe que con la crisis de migraña, comienza a ver el aura en el ojo izquierdo y luego siente dolor en el lado derecho de la cabeza, y para contrarrestar estos síntomas usa lentes de sol, de acuerdo a las recomendaciones de su médico.

Foto Referencial

«Esto realmente me ha ayudado. Antes tomaba muchos analgésicos, nacionales e importados, pero lo que ha funcionado cuando tengo la crisis de migraña, es la vigilancia de la alimentación, la ingesta de café, chocolate, y salsa de soya«, detalla Hernández.

Lea también: ¿Sufres de migraña? El frío de tus antepasados podrían están involucrados

Causas de la migraña

Los cambios hormonales en la mujer, usualmente como la caída del nivel de estrógenos en el ciclo menstrual o el uso de anticonceptivos, así como la presencia aumentada de enzimas intestinales en la sangre, pueden desencadenar migraña en las personas susceptibles, explica la Dra. Sajidxa Mariño, médico otorrinolaringólogo, especialista en nariz y senos paranasales, expresidenta de la Sociedad Venezolana de Otorrinolaringología (2015-18).

Foto Referencial

Y agrega «hay una relación hereditaria de la migraña, con la identificación de genes específicos, se presenta con mayor frecuencia en mujeres, con una media entre los 10 y 30 años de edad, pero puede tender a disminuir o desaparecer luego de los 45-50 años de edad, con la baja de las hormonas en las mujeres«, dice la Dra. Mariño.

Esta tesis también es confirmada por el Dr. Cadenas, «patologías hormonales tienen un rol fortísimo en la exacerbación de los episodios de dolor de pacientes con migraña. Algunos medicamentos anticonceptivos son ‘leña al fuego’ cuando hablamos de migraña y otras condiciones neurológicas«.

Y resalta que las píldoras anticonceptivas en pacientes con migraña, pueden exacerbar el dolor, aumentando los episodios de la misma, por lo que «se ha recomendado bajo consenso con el médico ginecólogo tratar de evaluar otras posibilidades de anticoncepción como el dispositivo intrauterino, dispositivo sub-dérmico, etcétera, que han demostrado eficacia en esta condición», afirma el especialista en neurología.

Antecedentes familiares

En algunos casos, mujeres con antecedentes familiares, que no habían sufrido migraña, han alegado que después del embarazo, presentan migraña, pero el Dr. Cadenas, refiere que ante esta posibilidad es importante conocer la edad de aparición de la migraña, que generalmente se manifiesta en la infancia.

«Cuando aparece de forma tardía deben evaluarse todos los elementos que la rodean. El embarazo puede ser detonante de múltiples condiciones neurológicas, pero aquí lo importante es saber que luego del parto, la mujer se encuentra en un período de riesgo en el que si aparece una cefalea nueva que no había ocurrido jamás, hay que hacer diagnósticos diferenciales con trastornos de relaciones a presión arterial postparto o alteraciones vasculares, siempre debería representar un signo importante que haga que exploremos de forma minuciosa a la paciente», alerta el médico neurólogo.

Insomnio y migraña

Otro de los factores detonante de la migraña son las alteraciones en el  ciclo sueño-vigilia de forma directa, señala el Dr. Cadenas, ya que el padecer este tipo de dolor de cabeza que está considerado incapacitante para los pacientes, siempre existe una alta carga de estrés y alteración emocional que influye en el patrón del sueño.

«Condicionando trastornos del sueño primarios como el insomnio de conciliación (durar más de una hora tratando de quedarte dormido) y el insomnio de mantenimiento (te levantas muchas veces durante la noche y cuesta conciliar)», precisa el Dr. Cadenas.

La migraña, con o sin aura, tiene como principal detonante el estrés, y este puede llegar como consecuencia de cualquier alteración orgánica como patologías vasculares o digestivas, dice el médico neurólogo.

Foto Referencial

De modo que la migraña, puede tener varias causas  y la persona que la sufre tiene una respuesta exagerada a nivel cerebral ante ciertos estímulos, indica la Dra. Mariño, médico otorrinolaringólogo, al precisar que puede estar asociada a:

  • Consumo de café, tabaco y alcohol
  • Exposición a luz de fuerte intensidad o estroboscópica 
  • Olores fuertes
  • Sonidos de particular frecuencia  o de alta intensidad
  • Trastornos psicológicos como ansiedad
  • Ingesta de alimentos que produzcan alteración en las arterias cerebrales como la tiramina presente en el chocolate oscuro, taninos en abundancia del vino tinto, quesos madurados, pescados ahumados, histamina como en las nueces, glutamato monosódico presente en enlatados, comidas preservadas, salsa de soya y  nitratos en los embutidos.

Tiramina activa la migraña

«Los alimentos que contienen sustancias como la tiramina, histamina, taninos, nitratos, tienen un efecto en la producción de ciertas enzimas intestinales que los metabolizan y al estar en grandes cantidades o presentar la persona cierta predisposición general, ocurre una dilatación importante de las arterias cerebrales que lleva a la migraña«, describe la médico otorrinolaringólogo.

En este sentido, el médico neurológo, especialista adjunto en neurología en el Hospital Universitario de Los Andes, detalla que la tiramina puede provenir de las nueces, el hígado de pollo, chocolate, yogur, soja, plátanos, maní, carne de bovino, espinacas, higos, coco, plátanos maduros.

Foto Referencial

«Es una sustancia vasoactiva, que participa en la producción del dolor. La tiramina no se agrega a los alimentos, ella se degrada a partir del aminoácido tirosina y sus niveles aumentan cuando los alimentos se añejan, maduran, fermentan  o se almacenan por largos períodos de tiempo», explica el Dr. Cadenas.

Diagnóstico de la migraña

La migraña básicamente se diagnostica por el interrogatorio del paciente, y puede complementarse en el caso que tengan un patrón que no responda a dieta y tratamiento, mediante la otorrinolaringología, dice la Dra. Mariño.

Señala que a través de estudios que diferencian la migraña de neuralgias del trigémino, «por espolones septales, contactando con cornetes grandes con estudios radiológicos de senos paranasales», describe la médico otorrinolaringólogo.

La también Fundadora y Directora  del Centro de Otorrinolaringología, Respira Libre, explica que la detección de la migraña por lo general es realizada por  neurólogos, quienes hacen estudios cerebrales completos, mediante electroencefalogramas y resonancias cerebrales.

«Para el descarte de patologías de base y saber si ameritan la intervención de otro especialista, por ejemplo traumatólogos en el caso de lesiones cervicales», destaca la Dra. Mariño.

Foto Referencial

Lesiones cervicales y migraña

Precisamente por lesiones cervicales, el periodista venezolano, Eliecer Aponte, indica que recientemente ha padecido de migraña, la cual asegura «se activa», con el estrés a causa del teletrabajo por la pandemia del covid-19, tras el constante manejo de dispositivos electrónicos.

«Empezó a dolerme la cabeza, me molestaba luz, estar de pie, luego sentí dolor en el lumbar, se me dormía el brazo izquierdo, y terminé con cervicobraquialgia», describe Aponte.

Estudios cerebrales

La resonancia cerebral, de acuerdo al médico neurológo, se realiza como parte del protocolo de estudio, y ante dudas diagnosticas, «pero habitualmente es sencillo llegar al diagnóstico y en el caso de sospecha de una cefalea o dolor de cabeza secundario (causado por ACV, tumores, etcétera) ,la tomografía y la resonancia tienen un rol vital», resalta el Dr. Cadenas.

Por lo que explica, el médico neurólogo que la migraña es un factor de riesgo relacionado con accidentes cerebrovasculares, dado que como evento que incluye fenómenos fisiopatológicos relacionados con los vasos sanguíneos, puede ser un factor de riesgo para infartos cerebrales.

«Existe incluso el infarto por migraña el cual es una complicación de esta», afirma el Dr. Cadenas.

Tratamiento para la migraña

La migraña ciertamente no tiene cura, sino tratamiento y control, por lo general, «más del 50% de las mujeres en la peri-menopausia disminuyen considerablemente sus episodios. Y es raro ver a personas mayores con migraña. Puede controlarse muy bien, con un estilo de vida saludable, siguiendo además el consejo de su médico y sin automedicación», resalta el Dr. Cadenas.

También mejora con cambios en el estilo de vida que van desde, una higiene del sueño, durmiendo lo suficiente todas las noches a la misma hora, al igual que hábitos alimenticios, como no saltarse comidas y evitar alimentos desencadenantes, antes mencionados.

Es aconsejable para quienes padecen de migraña, tomar suplementos con minerales y vitaminas, como la riboflavina o el magnesio y en caso de tener un primer signo de un ataque de migraña, fármacos de venta libre como el acetaminofén  (paracetamol) e ibuprofeno son recetados por los especialistas.

Foto Referencial

Aunque, para el Dr. Cadenas, según lo establecido por la clasificación internacional de cefaleas, el alto consumo de medicamentos para la cefalea, puede generar efecto rebote, que aparece durante 15 días o más, «luego del uso de medicamentos analgésicos por un período mínimo de 3 meses, lo importante aquí es no abusar nunca de ningún medicamento ya que no todos responden de la misma forma», advierte el médico neurólogo.

Automedicación

Es así que por tratarse de un «dolor de cabeza«, común y frecuente, la mayoría de quienes padecen migraña, se automedican con fármacos de venta libre y sin prescripción médica.

Pero la Dra. Mariño, dice «en ningún caso debe hacerse. La migraña incapacita al paciente y debe ser manejado por el o los especialistas que le van a dar su diagnóstico y tratamiento adecuado, para descartar primero cualquier otra causa de dolor de cabeza que pueda confundirse con migraña y que pueda tener complicaciones importantes de no tratarse y además evitar en el caso de verdadera migraña, la presencia de crisis repetitivas que disminuyan la calidad de vida de la persona», alerta la especialista en otorrinolaringología.

Comenta y se parte de nuestra comunidad