Foto Referencial

Entrenar en ayunas, esa es la cuestión. Se puede presentar un dilema si desayunar primero o hacerlo con el estómago vacío. La realidad es que hay defensores de ambas cosas y, en la mayoría de los casos, dependerá en gran parte de nuestras necesidades personales, del deporte que hagamos, entre otras cosas.

Lee también: Desayunos distintos para cada día de la semana

Cuando se entrena en ayunas, el glucóceno estará casi agotados. Esto quiere decir que para obtener energía el cuerpo tirará de la grasa como sustrato energético haciendo que exista una mayor oxidación de lípidos.

Foto Referencial

Investigaciones indican que si vamos a realizar entrenamiento de alta intensidad, no hay diferencia entre entrenar en ayunas o habiendo comida y los oxidación de lípidos que se da es similar. Sin embargo, sí hay cosas y tipos de entrenamientos en los que puede ser recomendable entrenar en ayunas.

Si vas a practicar deportes de fuerza o de velocidad, sí puede ser positivo entrenar en ayunas, ya que se daría un aumento de orexinas que podrían influir en la mejora del rendimiento.

Con información de: vitonica.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad