Foto Referencial

Uno de cada cuatro bebés lactantes sufre cólicos que, aunque se trata de una molestia pasajera, pueden afectar bastante al bienestar del bebé. Aunque su origen puede tener distintos motivos, se trata normalmente de gases. La realización de un suave masaje en la tripita del bebé está recomendada para prevenir y mejorar las molestias del lactante. El Aceite para la Tripita del bebé, es cien por ciento naturales y con aceites esenciales de cardamomo y manzanilla, conocidos por sus propiedades digestivas, es el aceite idóneo para realizar el masaje de la tripita del bebé.

Antes de aplicar el aceite en la barriguita del bebé debes calentarlo un poco entre las manos y masajear suavemente en el sentido de las agujas del reloj haciendo una espiral desde el ombligo hacia afuera, terminando en la pierna izquierda del bebé. De esta forma se facilita el movimiento del intestino, en donde han podido quedar atrapados gases molestos. Durante el masaje ejercer una ligera presión con la mano.

Foto Referencial

Posibles consejos que pueden funcionarte:

  • Cuidar la dieta de  la mamá en caso de lactantes.
  • Administración de preparados fitoterapéuticos.
  • Ser flexible con el horario de las comidas (las pautas rígidas de alimentación con lactancia artificial y con pecho suelen empeorar el cólico del lactante).
  • No acostar al niño inmediatamente tras la toma. Hay que tenerlo un rato en vertical para que expulse los gases, ya que tumbado le resulta más difícil echarlos.
  • Corregir el estreñimiento si éste existe. De hecho algunos bebés mejoran del cólico simplemente tratando el estreñimiento, ya que si hacen las deposiciones más frecuentes se expulsan los gases con más facilidad.
  • En las crisis de cólicos, otra cosa que suele funcionar es el movimiento rítmico.

Lea también: ¿Las neuronas nos dicen qué comer?

Con información de: www.weleda.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad