Covid-19 atusaludenlinea

Richard N. Haass, presidente del centro de estudios Council on Foreign Relations, señaló que existe un “nacionalismo de vacunas contra la Covid-19, que podría describirse como una nacionalismo preventivo”.

Haass, con toda su experiencia en políticas públicas, señala a la BBC que los líderes mundiales “tienen la presión de darle una vacuna a sus ciudadanos”.

Sin embargo, señala, el problema es que dejarán a miles de millones de personas en una posición vulnerable. Además, será negativo para los gobiernos que practican el nacionalismo de las vacunas. “Tienes una gran cantidad de personas en el mundo. Gracias a la globalización, la vacuna seguirá propagándose”.

Presiones para conseguir la vacuna de la Covid-19

“Entiendo las presiones políticas. Es difícil para un gobierno decir que tenemos que ayudar a otros países al mismo tiempo que nos ayudamos nosotros”, lamenta Haass.

Como una posible solución, refiere Haass, es que un gobierno responsable debe llegar a un acuerdo “como si se tratara de una póliza de seguro”.

Leer más:Consejos para que tus uñas crezcan sanas y fuertes

“Un acuerdo bajo el cual las partes se comprometen a compartir una dosis significativa de la vacuna, aunque no se haya desarrollado. Para eso, se necesita un acuerdo global”, detalla.

Novel coronavirus 2019 nCoV pcr diagnostics kit. This is RT-PCR kit to detect presence of 2019-nCoV or covid19 virus in clinical specimens. In vitro diagnostic test based on real-time PCR technology

Haass, no obstante, no ve esto como probable. “Quien desarrolle primero la vacuna conseguirá ciertos beneficios. Probablemente lo que va a pasar es que existan varias vacunas y no haya solución”.

“Y la respuesta es no. La historia de las vacunas sugiere que si la vacuna aparece, ayudará a algunas personas, pero no a todos. Luego ayudará a algunas personas por un determinado período de tiempo. Provocará efectos indeseados y muchos se negarán a recibirla”, indica Haass.

Comenta y se parte de nuestra comunidad