menstruaciones abundantes
Foto Referencial

La endometriosis se define como la presencia de tejido endometrial en ubicaciones extrauterinas como los ovarios, intestinos, pelvis, vejiga y recto. En condiciones normales el endometrio es el tejido que se encuentra únicamente en  la capa interna del útero; tiene un crecimiento progresivo durante el ciclo menstrual y se desprende durante la menstruación ocasionando la típica hemorragia  que caracteriza estos días.

En el caso de la endometriosis, los focos de este tejido presentes en las zonas ajenas al útero también presentan los cambios descritos con el ciclo menstrual.

La endometriosis es un desorden ginecológico frecuente que afecta alrededor del 10% de las mujeres en edad reproductiva, pero si se considera al subgrupo de las mujeres infértiles esta cifra alcanza a un 30%. Es una causa importante de infertilidad, debido a la obstrucción de las trompas uterinas. Además de la ausencia laboral debido a la intensidad del dolor.

Foto Referencial

Lea también: Respondiendo tus dudas sobre la lactancia en tiempos de Covid-19

¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad?

Principalmente dolor pélvico, dolor con las menstruaciones, con las relaciones sexuales, e incluso con las evacuaciones. Las pacientes que presentan endometriosis habitualmente refieren largos años de dolor pélvico que no ha mejorado con ningún tratamiento e incluso han acudido a varios médicos sin lograr resolver su sintomatología.

La dismenorrea o dolor menstrual está presente hasta en un 50% de las mujeres mes tras mes. Esta frecuencia es la que habitualmente se utiliza como argumento para catalogar este dolor de ‘normal’. El dolor menstrual no es normal.

Enfermedad de causa multifactorial

Es más frecuente en hijas de madres con endometriosis, mujeres que no han tenido hijos o aquellas que han presentado su primera menstruación a edades tempranas. La causa exacta no se conoce, sin embargo se han relacionado factores hormonales, inmunológicos y genéticos. Se ha demostrado una importante asociación entre la presencia de endometriosis y defectos de la inmunidad.

En años recientes la psiconeuroinmunología ha establecido que la endometriosis está relacionada a inflamación sostenida. Además posiblemente en estas pacientes existe  un desequilibrio a nivel de ácidos grasos poliinsaturados, como el Omega 3 y Omega 6. . Cuando nuestra alimentación se basa en carne o pescado de mala calidad, cuando tomamos demasiados cereales, es frecuente que se produzca una cascada inflamatoria diferente del proceso fisiológico natural. Ya no va a ser corto, intenso y eficaz, y la inflamación no se resolverá adecuadamente.

Foto Referencial

Por otro lado,  cuando una mujer tiene una intolerancia entre moderada y severa a alguna sustancia  como gluten, lactosa,  se produce una hiperactividad del sistema inmune permanente. Esta inflamación va a dar síntomas en otros momentos del ciclo menstrual. También en estos casos se ha hablado que existen alteraciones en la microbiota, o hiperpermeabilidad intestinal, especialmente cuando hay una dieta rica en productos refinados. Este tipo de situaciones provoca una inflamación silente, de bajo grado, progresiva, que se exacerba cuando  aparece la menstruación y se desborda el proceso inflamatorio.

¿Cuáles son las recomendaciones no farmacológicas para mejorar la endometriosis?

En caso de endometriosis es recomendable evitar los productos procesados, los azúcares refinados, las carnes rojas y las carnes de mala calidad, el café, los lácteos, especialmente de vaca, las harinas refinadas y los cereales con gluten. En general, hay que disminuir el consumo de cereales, ya que interesa bajar la carga glucémica de la paciente.

En tu dieta debes potenciar el consumo de productos ecológicos, cereales integrales, frutos secos, alimentos vegetales en abundancia, legumbres como fuente de proteína e hidratos de carbono, y aceite de oliva, virgen extra,  como única fuente de grasa. Hay que potenciar el consumo de frutas y verduras, porque contienen muchas vitaminas, minerales y antioxidantes; el pescado azul pequeño por el omega-3, y alimentos como la cúrcuma  con grandes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Es importante eliminar tabaco y alcohol.

Cúrcuma
Foto Referencial

El estrés juega un papel importante en la endometriosis

El estrés es uno de los grandes aspectos a tener en cuenta cuando hay endometriosis. La Dra. Di Rocco, especialista en el  tema aconseja.  Hay que disfrutar de la vida y de lo que tenemos. Las expectativas nos hacen mucho daño y hacen que nos enfoquemos más en lo que no tenemos que en lo que sí tenemos; esto, generalmente, crea mucha ansiedad. El agradecimiento es una de las cosas más grandes que debemos tener.”

estrés
Foto Referencial

Hay especialistas que hablan de una reeducación del sistema nervioso. En este aspecto, actividades como el yoga o los abdominales hipopresivos pueden ayudar a reforzar el músculo y a mejorar el dolor. La acupuntura también es un buen coadyuvante del tratamiento. Estudios demuestran que la práctica de ejercicio alivia el dolor menstrual.

Finalmente es importante insistir y explicar a nuestras pacientes: el dolor menstrual no es normal. Acude a tu ginecólogo. Y en estos casos es útil la evaluación por un nutricionista especialista en esta enfermedad.

Lea también: Infección vaginal ¿Cuántos hay y cómo se tratan?

Por. Dra. Peggi Piñango
Comenta y se parte de nuestra comunidad