En ocasiones, la concentración se pierde y es difícil continuar con nuestras actividades cotidianas. Por lo general, recurres a técnicas de respiración o diferentes métodos experimentales para enfocarte.

En los años 80 se creó una popular técnica que continúa vigente en nuestros días. Te presentamos el método Pomodoro.

El método Pomodoro: Qué es

Este sistema fue creado por Francesco Carillo y, se ha vuelto uno de los más utilizados en oficinas en Italia y Estados Unidos, debido al incremento en la productividad de quienes lo aplican.

El sistema es muy sencillo de aplicar, pero tiene varios niveles de profundidad que debes comprender para ejecutarlo. A continuación, explicaremos como llevarlo a cabo:

  1. Toma un temporizador de cocina y establece la alarma en 25 minutos: En ese momento, analiza tu trabajo y determina cuánto tiempo requiere esa actividad para terminarla.
  2. Aléjate de todas las actividades que puedan distraerte durante el tiempo que el reloj de cocina se encuentra activo: como redes sociales, llamadas telefónicas innecesarias o cualquier otra actividad externa.
  3. Dale a cada actividad una estimación real de tiempo: con tomates como medida principal. Por ejemplo, si calculas 115 minutos de trabajo, te tomará 3 tomates de 25 minutos.
  4. Toma los primeros minutos de tu tomate para recapitular toda la información que necesitas: En los últimos para revisar si tu trabajo está bien hecho o requiere alguna corrección inmediata.

Con información de: https://www.vix.com/

Lea también: ¿Cuál es el mejor estado de vida?

Comenta y se parte de nuestra comunidad