Foto Referencial

Una dieta diseñada para engordar tiene que ser hipercalórica (ingerimos más calorías de las que utilizamos), variada y equilibrada: sin eliminar ningún grupo de alimentos e incorporando aquellos más densos calóricamente pero de alta calidad nutricional.

Es importante que se realice una buena valoración del estado nutricional inicial de la persona teniendo en cuenta su situación actual; peso, tipo de alimentación, nivel de actividad física, gustos, horarios, hábitos, etc.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo hacer compota en casa?

¿Cómo debe ser una dieta o alimentación para subir de peso?

La ingesta energética deberá ser superior a las necesidades diarias de la propia persona, con el fin de buscar un efecto anabólico, es decir, para inducir la creación de nuevo tejido y así subir de peso.

La ingesta calórica siempre tendrá que ser mayor del gasto calórico, en torno a unas 400 y 500 kcal calorías extra. Para ello siempre habrá que tener en cuenta el grado de actividad física diario y en función de ello ajustar la ingesta.

Asegurar una suficiente ingesta de proteína diaria, entre 25-30 gr  en cada comida, combinado con una buena ración de avena, arroz, cereales, pan, pasta, legumbres, patata.

Controlar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas. El consumo de manera libre de este tipo de alimentos hará aumentar el % de grasa corporal, y por lo tanto de peso,  pero no masa muscular.

Mantén una adecuada hidratación diaria. Un estado correcto de hidratación te ayudará mantener las funciones fisiológicas cardiovasculares, musculares y metabólicas.

Con información: bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad