Foto Referencial

La leucopenia se refiere a la disminución del número de glóbulos blancos en sangre. Esto se puede causar debido a ciertas medicaciones, la quimioterapia para el cáncer, la radioterapia para el cáncer, la cirugía, el trasplante de la célula madre, el trasplante de la médula, los esteroides, el cáncer sí mismo, algunas condiciones genéticas así como enfermedades autoinmunes. Esto se llama immunosupresión mientras que la leucopenia lleva a una inmunidad debilitada.

¿Por qué se produce y qué síntomas provoca?

La baja producción de glóbulos blancos puede estar provocada por múltiples causas, aunque las más comunes son una afectación de la médula ósea -como el síndrome de Kostmann o neutropenia severa congénita- o una afectación de la sangre periférica. Además, también pueden producir leucopenia:

Foto Referencial

–       Los tratamientos contra el cáncer, como la quimio y la radioterapia.

–       Déficits nutricionales, como falta de vitamina B12 o folatos, proteínas o minerales.

–       Infecciones graves.

–       Enfermedades del sistema inmune, como el lupus.

–       Consumo de algunos fármacos, como antibióticos o antihistamínicos.

–       Consumo de tóxicos.

–       Insuficiencia hepática.

–       Estrés físico o emocional.

Antes de detectarla a través de una analítica, la presencia de algunos síntomas puede alertarnos de ella, como son debilidad, cansancio y fatiga, infecciones frecuentes, malestar general, dolores de cabeza, fiebre o la inflamación de los ganglios linfáticos.

Lea también: Balón Gástrico: ¿moda o solución para tratar la obesidad?

Con información de: lavanguardia

Comenta y se parte de nuestra comunidad