Foto Referencial

Tener sangre en la orina es una afección muy frecuente y puede ser una señal que algo está mal con tus riñones o vejiga.  El termino médico de esta condición es llamada hematuria. Aunque suele ser muy llamativa, no tiene por qué ser una enfermedad grave, de hecho,muchas de las causas de la hematuria son bastante comunes y fácilmente tratables, sin embargo debe ser rápidamente consultada con el médico.

¿Por qué tengo hematuria?

La presencia de sangre en la orina suele detectarse con facilidad, basta con observar su color cuando vamos al baño. Una orina con sangre suele ser de color rosado, roja o café, en ocasiones la cantidad de orina es tan pequeña que no se detecta a simple vista, sino que es necesario hacer un análisis detectarla. Es lo que se conoce como microhematuria.

Algunos síntomas asociados esta afección son:

Molestias al orinar

•Dificultades para iniciar la micción

•Micciones frecuentes o urgentes, también por la noche.

•Fiebre

•Náuseas y/o vómitos

•Dolores en el abdomen, el costado o la espalda

¿Cómo se produce la hematuria?

Foto Referencial

La hematuria es un síntoma, no una enfermedad en sí. Por ello, si te das cuenta que tu orina es un color diferente de lo normal o si tienes dolor mientras orinas, habrá que buscar las posibles causas, que pueden ser varias:

Infecciones en las vías urinarias

•Infecciones renales

•Cálculos

•Agrandamiento de la próstata

•Enfermedades renales

•Lesiones renales

Cáncer

•Medicamentos

•Ejercicio extenuante

Tratamiento para la hematuria

En el caso de las infecciones, solo hace falta un análisis de orina y la presencia de algunos síntomas para diagnosticarla. En otras ocasiones, la causa no está clara, por lo que será necesario hacer pruebas, como ecografías, citología urinaria, análisis de sangre, citoscopia, biopsia en los riñones y TAC.

Estas pruebas determinan la causa de la hematuria, aunque hay veces que el origen es desconocido y no se encuentra nada. En este caso, se recomendarán revisiones periódicas (cada uno o dos años) por si apareciera la causa. El tratamiento dependerá, por tanto, de la causa de la presencia de sangre en orina. En ocasiones, bastará con un tratamiento de antibióticos (infecciones), pero en otras, se requerirán tratamientos más complejos e incluso operaciones, quimioterapia, etc. 

Lea También: Encopresis: Causas

Con Información de: 20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad