Foto Referencial

Practicar ejercicio diario es una recomendación que realizan los especialistas de manera generalizada, para mejorar la calidad de vida y mantener una salud óptima. Sin embargo, puede haber momentos y circunstancias concretas de nuestras vidas en los que nos vemos obligados a parar y esto puede suceder por problemas de salud.

En el caso de las personas que sufren de cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), señala que un programa de ejercicios en el tratamiento general de estos pacientes puede aportar numerosos beneficios, se trabajaría   con especialistas de la rehabilitación, fisioterapeutas, fisiólogos del ejercicio, oncólogos y radiooncólogos. Lo que sí aseguran es que: «es importante destacar que el ejercicio es efectivo y seguro en pacientes con cáncer durante el curso de la enfermedad«. Eso sí, existen recomendaciones específicas y concretas para los diferentes momentos de la enfermedad.

El estado del paciente determinará si es mejor recibir asesoramiento concreto o no, las actividades más recomendadas son caminar al menos 30 minutos, ejercicio aeróbico tres veces al día en intensidad moderada, 25 minutos de este tipo de esta práctica dos veces a la semana en intensidad alta, o 25 minutos de ejercicios de fuerza, una vez a la semana, serían buenas opciones.

Ejercicio físico durante la quimioterapia

Foto Referencial

Durante un tratamiento de quimioterapia es efectiva y segura la práctica de alguna rutina como lo explicamos anteriormente – aunque siempre es importante consultar con su médico -. Lo que indican desde la SEOM, en base a las evidencias científicas es que: «a pesar de la agresividad de las terapias contra el cáncer, la mayoría de los pacientes tolera bien el ejercicio de intensidad media a alta y los diferentes tipos de intervenciones con ejercicios«.

Los programas de ejercicios con la quimioterapia suelen estar basados en la práctica de rutinas de bajo impacto al menos tres días a la semana, de 30 a 60 minutos en intensidades variables. En cualquier caso, se debe tener en cuenta que el paciente disfrute la actividad y que las heridas quirúrgicas en caso de tenerlas estén completamente cicatrizadas.

Lea También: ¿Qué es la prueba de esfuerzo y porqué se realiza?

Con Información de: Vitonica.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad