Foto Referencial

¿Caspa cuero cabelludo seco? Seguramente, alguna vez en tu vida te haya surgido esta duda, especialmente porque ambos problemas capilares, tienen características similares sin embargo en este artículo te aclaramos estas dudas.

La caspa está considerada como una forma leve de dermatitis seborreica, que mejora o empeora por etapas. Se presenta como escamas blancas que se distribuyen a lo largo del cuero cabelludo y puede estar causada por glándulas sebáceas hiperactivas, estrés, crecimiento de hongos e irritación por productos para el cuidado del cabello. Sin embargo, aunque a veces se asocia con la mala higiene personal, es una afección que puede padecer hasta la persona más limpia.

El exceso de producción de grasa unido al crecimiento excesivo de bacterias, en el cuero cabelludo provoca que las células microscópicas de la piel muerta se desprendan sin ser vistas, es por eso que se generan esas incómodas escamas blancas. Para prevenir esto es importante que el sistema inmunológico del cuero cabelludo esté sano y de esta manera no proliferen las bacterias en él. Seguir una dieta balanceada, tener niveles óptimos de vitamina D y usar cosméticos capilares que no sean agresivos es primordial.

Protege tu cuero cabelludo

Foto Referencial

En cambio, cuando el cuero cabelludo está seco, tiene más que ver con la sequedad de la piel y está directamente relacionado con la capacidad de producción y retención de humedad.  En este caso, Suele venir acompañado de picor, descamación leve e irritación.

Para evitar que se seque demasiado, debes evitar lavarte el cabello todos los días, ya que esto elimina los aceites naturales que tiene el cabello. Además, debes elegir productos capilares que sean respetuosos con la fibra y que hidraten tu melena, así como introducir un cosmético específico para esta zona.

La exposición excesiva al sol también puede provocar un cuero cabelludo seco, sobre todo si tienes una predisposición genética a la piel seca. Por eso en verano es recomendable utilizar un protector solar capilar o aplicar una mascarilla hidratante al menos una vez a la semana.

Aunque ambos pueden provocar picor y descamación, el cuero cabelludo seco suele ser una molestia puntual y la caspa puede convertirse en un problema a largo plazo. De hecho, es bastante probable que el primero desaparezca lavando la cabeza con menos frecuencia, usando productos hidratantes y evitando los cosméticos capilares que contengan alcohol; mientras que para eliminar la segunda es necesario recurrir a un tratamiento específico, además de incrementar la ingesta de Omega 3, vitamina D y considerar el aceite de árbol de té como aliado.

Lea También: Usa la mascarilla durante el sexo»: la recomendación de doctora canadiense

Con Información de: Mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad