Cuando tu perro estornuda no siempre significa que tenga un resfriado; de hecho, lo hacen por una gran cantidad de razones, diferentes a las de un ser humano.

Lea también: Usa la mascarilla durante el sexo»: la recomendación de doctora canadiense

Hay muchas razones por las que tu perro puede estornudar. Puede ser irritante para la nariz, polvo, productos del hogar, perfume o hasta el polen. Si tu can estornuda mucho, puede ser una reacción de la atmósfera.

Ten cuidado al rociar artículos cerca de tu perro, ya que puedes irritar su nariz. Los perros de caza y los que resoplan en la maleza también pueden tener muchas cosas inusuales que se les atascan en la nariz como ramas u hojas.

La página web Purina señala que los estornudos ayudan a los canes a expulsar el artículo por sí solo. Pero si su nariz comienza a sangrar, debes consultar inmediatamente a tu veterinario.

¿Estornudos al jugar?

Los perros estornudan cuando juegan para demostrar que se divierten. Es común en canes de razas pequeñas. Si tu perro estornuda cuando juega con otros, no hay necesidad alguna de preocuparse.

Cuidado con las infecciones

Por lo general si tu perro estornuda es por una reacción única a algo en específico. Sin embargo, si es recurrente, puede tener una infección nasal. El hongo Aspergillus es una infección común causada por inhalar un hongo del polvo, heno o pedazos de hierba.

Si tu perro muestra hinchazón, secreción o hemorragias nasales, debes llevarlo al veterinario lo antes posible.

Existen patologías que pueden causar estornudos, como dientes infectados, ya que están cerca de las fosas nasales, tumores o razas braquiocefálicas.

Un estornudo debe preocuparte cuando exista una hemorragia o tu perro no pueda seguir realizando sus actividades cotidianas a causa de los constantes resoplidos.

Comenta y se parte de nuestra comunidad