apéndice
Foto referencial

Cada vez se diagnostican más casos en los que los alimentos provocan reacciones adversas en el organismo humano ya sean alergias o intolerancias alimentarias y se encuentran ante la incertidumbre de cuál es la alimentación que deben seguir.

La intolerancia a la fructosa es la aparición de síntomas digestivos (dolor e hinchazón abdominal, borborigmos o sonidos abdominales, diarrea explosiva) en pacientes con malabsorción de fructosa.

Las mejores frutas, pues poseen un bajo contenido en fructosa, son el plátano, la fresa, el melón, la uva, el aguacate y ciertos cítricos como la naranja, la mandarina, el limón o el kiwi.

En cuanto a las verduras, se puede consumir acelga, brócoli, espinacas, alcachofas, champiñones, lechuga, escarola y endibias. Además, si las cocemos, estas pierden la poca cantidad de fructosa que poseen, mejorando así su tolerancia.

Foto Referencial

 Consejos que mejoran la intolerancia alimentaria:

Los alimentos de origen animal -carnes, pescados, huevos, leche se pueden comer sin problemas si no están elaborados. En el procesamiento pueden añadirse fructosa y sorbitol.

Los cereales que sí podemos incluir en la dieta son el centeno, la cebada, la avena, el maíz, el arroz y la tapioca; así como los productos elaborados a partir de ellos como las harinas, el pan o la pasta italiana.

Lea también: Conoce la pibonexia: Un «trastorno» que te hace creer que eres…

Las bebidas permitidas por los expertos son el café, las infusiones, el cacao natural y, por supuesto, el agua.

Las legumbres que no causan mal alguno al organismo son las lentejas, los garbanzos y las alubias; estas dos últimas en pequeñas cantidades.

Las almendras, las avellanas, las castañas, los pistachos y las nueces son los frutos secos con menos proporción de fructosa.

Como hemos visto anteriormente, las salsas comerciales resultan muy perjudiciales. En cambio, la sal, el vinagre no el balsámico, la mostaza, la mayonesa casera y las especias son inofensivos.

Uno de los problemas a los que se enfrentan los intolerantes a la fructosa es dar con un endulzante saludable. La estevia y el sirope de yacón cumplen con su función y, además, son totalmente naturales y libres de fructosa.

Lea también: Disruptores endocrinos: causantes de infertilidad, autismo y cáncer en mujeres y…

Con información de www.cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad