La tiroides es una glándula que produce una serie de hormonas tiroideas, necesarias para desarrollar y hacer funcionar a los órganos de nuestro cuerpo. Al extirparse, estas hormonas se reducen y se produce hipotiroidismo.

Lea también: ¿Qué comer si se tiene úlcera de estómago?

“Regulan todo el metabolismo, se necesitan para prácticamente todas las funciones corporales: para regular la temperatura, para la maduración de los órganos, para el funcionamiento correcto del corazón y del cerebro… son fundamentales”, aclara Elena Navarro, coordinadora del área de Tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), información recogida por el portal CuidatePlus.

“La TSH es una variable que se controla con bastante asiduidad: si hay una alteración en la menstruación, si vemos que el colesterol está alto, si hay alteraciones en el peso… Y eso nos permite diagnosticar a un porcentaje muy alto de personas de forma precoz, a la altura de lo que llamamos un hipotiroidismo subclínico”, explica Esteban Jódar, jefe de Departamento de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

“Es importante evitar el hipotiroidismo en este periodo, ya que el feto no tiene tiroides y necesita de las hormonas tiroideas de su madre para desarrollar su sistema nervioso”, comenta la portavoz de la SEEN. De la misma forma, es imprescindible controlarlo en el recién nacido, ya que hay niños que nacen sin tiroides o en los que la glándula no se ha desarrollado todavía.

Síntomas

Otro de los motivos por el cual es importante realizar un control periódico de los niveles de tiroides es que el hipotiroidismo presenta síntomas nada característicos. Uñas débiles, tendencia al frío, piel seca, tonalidades amarillentas, uñas débiles y quebradizas, caída del cabello y voz ronca.

“Y hay que desterrar la idea de que produce un aumento de peso. Cuando no está tratado y lleva unos meses de evolución sí que provoca una retención de líquidos y se pueden ganar de tres a cinco kilos, no más. La gente que está en tratamiento no tiene por qué aumentar de peso».

La terapia para tratar esta enfermedad es sencilla de llevar, pero no debe descuidarse. Es oral, crónico y se toma una vez media hora antes de desayunar.

Comenta y se parte de nuestra comunidad