No hay ninguna dieta para el asma que elimine tus síntomas. Pero estas medidas pueden ayudar:

Come lo suficiente para mantener un peso saludable: El exceso de peso puede empeorar el asma. Aun perder un poco de peso puede mejorar tus síntomas. Aprende cómo comer bien para mantener un peso saludable a largo plazo.

Come muchas frutas y verduras: Son una buena fuente de antioxidantes como betacaroteno y vitaminas C y E, que pueden ayudar a reducir la hinchazón y la irritación (inflamación) causadas por las sustancias químicas que dañan las células, conocidas como radicales libres.

Evita los alimentos que desencadenen las alergias: Las reacciones alérgicas a los alimentos pueden causar síntomas de asma. En algunas personas, hacer ejercicio después de comer alimentos que causan alergias lleva a presentar síntomas de asma.

Toma vitamina D: Las personas con un asma más grave quizás tengan niveles bajos de vitamina D. La leche, los huevos, y el pescado, como el salmón, contienen vitamina D. Aún pasar unos pocos minutos al aire libre y al sol puede aumentar los niveles de vitamina D.

Evita los sulfitos: Los sulfitos pueden desencadenar síntomas de asma en algunas personas. Los sulfitos, que se usan como conservadores, se encuentran en los vinos, la fruta seca, los encurtidos, los camarones frescos y congelados, y otros alimentos.

También es posible comer con menos sal (sodio) o comer alimentos ricos en aceites como los que se encuentran en el pescado de agua fría y algunas nueces y semillas (ácidos grasos omega 3) reduce los síntomas de asma. Pero se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

Lea también: ¿Puede una alergia ser la causa del asma o no es vinculante?

Comenta y se parte de nuestra comunidad