diabetes atusaludenlinea

Un nuevo estudio publicado en CellHost and Microbe demostró que la diabetes también se asocia con los cambios en los ritmos diarios del microbioma intestinal, mejor conocido como el «reloj» del ser humano.

Un equipo de investigadores de la Universidad Técnica de Múnich demostró que las personas con diabetes tipo 2 tienen menos fluctuaciones diarias en sus bacterias intestinales, además de que estos cambios pueden servir para predecir y diagnosticar la afección.

Durante muchos años, los científicos han sabido que el reloj circadiano es crucial para la fisiología humana. Sin embargo, solo recientemente se ha descubierto su papel en relación con la microbioma, que es la comunidad de bacterias, virus y hongos que viven en las personas, por ejemplo, en la piel o en el intestino.

Lea también: Por qué no es bueno reprimir la rabia y tristeza

El equipo comenzó analizando los microbiomas de casi 2.000 personas durante 24 horas y sus resultados confirmaron las oscilaciones regulares de las bacterias intestinales. Posteriormente enfocaron el estudio para incluir solo a personas con trastornos metabólicos como la obesidad, prediabetes y diabetes tipo 2. De esta forma descubrieron que las personas con obesidad y diabetes tipo 2 perdieron los patrones rítmicos de sus bacterias intestinales.

Cuando probaron el modelo en un nuevo grupo de 699 personas, fue capaz de predecir no solo quién recibió un diagnóstico de diabetes tipo 2, sino también quién estaba en riesgo de desarrollar la afección.

El modelo fue más efectivo en combinación con el IMC, lo que confirma la importancia de la obesidad en el inicio de la diabetes. Con información de Noticias en Salud.

Comenta y se parte de nuestra comunidad