A corto plazo el consumo excesivo de azúcar puede contribuir al acné, aumento considerable de peso y cansancio, mientras que a largo plazo el exceso de azúcar aumenta el riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes.

Lea también: AUDIO: Rebrote de covid-19 en España por relajamiento de medidas

Varios estudios recogidos por Noticias en salud señalan que las personas que consumen demasiada azúcar agregada podrían llegar a tener una dieta diaria de hasta 270 calorías solo en azúcar.

Sin embargo, el valor del azúcar agregado diariamente en la ingesta de 2.000 calorías recomendada por los expertos, no debe ser superior a 200 calorías.

Para 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que las personas que comen la mitad de esa cantidad, con no más del 5% de sus calorías diarias provenientes del azúcar-

Sin embargo, las pautas aconsejan que las personas limiten los azúcares agregados a menos del 10% de su ingesta diaria de calorías. Para una ingesta diaria de 2.000 calorías, el azúcar agregado debe representar menos de 200 calorías.

Riesgos

Consumir demasiada azúcar también puede contribuir a las caries dentales, ya que el azúcar alimenta a las bacterias que viven dentro de la boca, irritando el esmalte dental y provocando agujeros.

Por otro lado, también provoca acné. De hecho, un estudio de 2018 mostró que aquellos que bebían bebidas azucaradas siete veces por semana, o más, tenían más probabilidades de desarrollar acné moderado o severo. Además, el consumo de azúcar también puede disminuir los factores de crecimiento similares a la insulina, los andrógenos y el sebo.

En otro estudio los investigadores hallaron un vínculo entre las bebidas azucaradas y la hipertesión arterial; factor clave para las enfermedades cardiovasculares.

Por último, el exceso de azúcar en la dieta también conduce a la formación de productos finales de glicación avanzada, que juegan un papel en la diabetes, pero que también afectan a la formación de colágeno en la piel.

Comenta y se parte de nuestra comunidad