Foto Referencial

Seguramente has escuchado mil veces la palabra “primer”. Y es que, desde hace un tiempo hasta ahora, este tipo de productos se ha convertido en uno de los pasos más importantes cuando hablamos de rutina de belleza. Sin embargo, ya sea por el poco tiempo que disponemos o por la poca información, se nos olvida con bastante frecuencia.

El primerpodría definirse como una prebase, ya sea en crema o en loción, que acondiciona la piel del rostro y la protege del maquillaje que utilizamos luego.

Maquilladores profesionales aseguran que es esencial porque reduce ópticamente el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas; otros aportan un extra de luminosidad o contrarrestan los brillos de la piel y también existen los que garantizan un maquillaje duradero. Ahora es el momento de que tú también lo incluyas entre tus imprescindibles de belleza.

¿Cómo se utiliza? ¿En qué momento lo aplico?

Foto Referencial

Es el primer paso de todos y además el más sencillo. La clave es tener la tez limpia y seca. Aplicaremos siempre la cantidad necesaria para cubrir el rostro con una capa fina. Tampoco debemos abusar, pero, si podemos insistir en la famosa zona T o en las partes donde el poro esté más dilatado.

Beneficios

Sus beneficios son numerosos e influyen de manera clara y visible en el resultado del maquillaje, así como en el cuidado de la piel.

Sin duda, invertir en un primer es hacerle un favor a nuestro rostro. Y estos son los factores que terminarán de convencerte para que empieces a utilizarlo:

  • Nos ayudará a proteger la tez de agentes externos. Ya sea el propio maquillaje posterior o la polución del entorno.
  • Unificará el rostro para un mejor resultado.
  • Será además el primer paso para conseguir disimular imperfecciones.
  • Favorecerá a la duración del propio maquillaje.

Lea También: Los mejores trucos para recuperar el cabello dañado por el sol

Con Información de: Stylelovely.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad