Foto Referencial

Muchas dietas apuestan por la eliminación de los carbohidratos para perder peso, y la realidad es que no es necesario suprimirlos. De hecho, es posible adelgazar comiendo hidratos, pero hay que saber seleccionar los alimentos y las cantidades adecuadas. ¿Te animas a probar?

¿Cuáles sí y cuáles no?

Foto Referencial

La clave, como en todo, está en saber cuáles son los mejores hidratos de carbono y para ello es fundamental conocer el proceso que realiza nuestro cuerpo para convertir estos hidratos de carbono en glucosa y energía.

Así, en el caso de los “procesados”, es decir, aquellos que “no son naturales”, nuestro cuerpo los convierte en glucosa muy rápidamente, dando lugar a un pico de glucemia muy alto. Esto quiere decir que nuestra sangre recibe grandes cantidades de azúcar en un mismo momento provocando que el organismo coja la energía necesaria en ese momento y trate de liberar el exceso de azúcar rápidamente.

En cambio, en el caso de los hidratos de carbono integrales, su transformación en el cuerpo es más pausada, debido a que nuestro organismo tiene que trabajar más para romper y digerir bien esos alimentos y transformarlos en glucosa. En este caso, el azúcar se va liberando poco a poco, para que el organismo coja la energía necesaria, lo que hace que no se produzcan excesos de forma muy rápida y que no sea necesario retirar altas cantidades ni convertirlas en grasa.

Platos saludables con hidratos de carbono para incorporar a tu dieta:          

Foto Referencial
  • Pasta integral con verduras y pescado.
  • Arroz integral con verduras.
  • Pan integral con verduras y carne magra.
  • Lentejas/garbanzos/judías con verduras.
  • Ensalada variada con atún al natural y huevo duro.
  • Verduras rehogadas con aceite de oliva virgen extra.
  • Gazpacho de tomate, pepino, pimiento y cebolla.
  • Por su parte, López-Oliva ofrece otras sugerencias:
  • Ensalada de garbanzos con vegetales variados (lechugas, tomate, pimiento, zanahoria, rabanitos…)
  • Ensalada de vegetales con quinoa, salmón y sésamo
  • Arroz integral con verduras, cúrcuma y pollo
  • Pasta integral con trigueros y tiras de pavo a la plancha
  • Pollo asado con patata y verduras
  • Arroz integral con pisto casero y huevo a la plancha

Lea también: Frutos secos y dieta mediterránea: la combinación perfecta.

Comenta y se parte de nuestra comunidad