Foto Referencial

La dieta sin gluten es el único tratamiento que hoy en día existe para la enfermedad celíaca. Sin embargo, en los últimos años una curiosa moda ha arrastrado a muchas personas sanas a eliminar el gluten de su alimentación.

Puede ocasionar problemas de salud

Adoptar este hábito alimenticio sin control y sin una supervisión médica puede derivar en una dieta que no sea equilibrada y que, a largo plazo, ocasione problemas de salud.

Estudios realizados en Estados Unidos que concluyen que estas personas, sin ningún tipo de control médico, pueden tener más riesgo de eventos cardíacos.

Esta moda puede retrasar el diagnóstico real en las personas que sufren la enfermedad celíaca de manera silente: Porque si es verdad que mejoran llevando a cabo esta dieta, es probable que tengan la enfermedad sin estar diagnosticadas.

Foto Referencial

Es esencial para el diagnóstico no retirar previamente el gluten. Si se tienen síntomas, se debe recurrir al especialista.

No se ha demostrado que suprimir el gluten aporte algún beneficio cuando no existe enfermedad y que es la única manera de tratar la celiaquía.

Se insiste en que se trata de una dieta terapéutica que requiere diagnóstico y, en consecuencia, una prescripción médica.

Sin embargo, no existe ninguna razón científica para aconsejar una pauta de alimentación sin gluten a una persona sana, que no sea celíaca y no tenga ninguna intolerancia a esta proteína. Es más, no comer gluten no solo no resulta beneficioso para la salud, sino que puede resultar perjudicial.

Lea también: Cómo debe ser la alimentación de un celiaco


Comenta y se parte de nuestra comunidad