Al sonar el despertador es común que te arrastres hasta la cocina, mientras no te apetece meterte al baño para comenzar tu día, pero si vences la apatía que caracteriza cualquier despertar y tomas tu desayuno antes de las 7 A.M, tu cuerpo lo agradecerá a lo largo del día.

Lea También: ¿Quién tiene más vida sexual? ¿Los solteros o los casados?

La revista GQ señala que beber en ayunas te prepara para toda la jornada. El primer sorbo que des a esas horas determinará cómo se comportará tu cuerpo durante todo el día, además de cómo te encontrarás y te verás durante tu jornada.

¿Qué debemos hacer?

Debes beber agua caliente, fría, en fin: agua. Elige la forma más sencilla y plántate unos buenos tragos antes de ninguna cosa.

Si el agua te da pereza, puedes agregarle un toque de limón, para darle algo más de gracia.

Además deberías beber jugos de fruta, siempre que sean 100% naturales. Aunque no tienen la fibra de una pieza de fruta, tienen vitamina C y muchos otros oligoelementos necesarios.

Si vas a beber en ayunas, huye de las bebidas detox. Nuestro cuerpo tiene todos los complementos para desintoxicarte solo, a menos que un experto te haya recomendado lo contrario. Si lo primero que bebes tiene mucha azúcar, debes regularla.

El mayor prohibido está en las bebidas energéticas. Su alto nivel de cafeína hará que no puedas tomar ni medio café en el resto del día sin estresar tu cuerpo, y el bajón de energías te dará sobre las 11 de la mañana.

Comenta y se parte de nuestra comunidad