Foto Referencial

Todos sentimos miedo, es normal y vital para nuestra supervivencia. Pero el nivel, la frecuencia, la duración y hasta la variedad de temores pueden causarnos problemas en nuestra vida cotidiana.

Esta emoción silenciosa e intensa tiene la capacidad de paralizarnos, de hacernos actuar de forma irracional o de llevarnos a evitar experiencias  que en principio  pueden ser placenteras o beneficiosas. A veces es pequeño y molesto, pero otras veces el miedo se vuelve abrumador, agobiante y frustrante.

Ana Belén Medialdea, psicóloga y autora del libro «Amargarte la vida depende de ti«, explica 5 pasos que debemos seguir para gestionar mejor el miedo, en el trabajo, en el ámbito familiar o de pareja, así como la incertidumbre que nos ha generado la pandemia.

Deja de huir

Cuando tienes miedo a algo, es natural que pongas excusas para evitar afrontarlo. Sin embargo, esta reacción provoca aún más miedo ya que este te persigue con más fuerza. Con esta actitud de huida acabas teniendo miedo al miedo, lo cual es mucho peor.

Evita querer controlarlo todo

Foto Referencial

A muchas personas les cuesta aceptar que tienen miedo, se autoengañan contándose historias falsas para demostrar una valentía que no tienen. El primer paso para superar un miedo es aceptarlo.

Deja de luchar

No veas el miedo como a un enemigo al que hay que derrotar porque siempre te ganará. Cuanto más luchas, más grande y poderoso se convierte. Busca ayuda si es necesario, conversa con alguien para que te ofrezca otra visión de lo que sientes. Date cuenta que en el fondo es una lucha contigo mismo.

Hazte amigo de tus miedos

Muchos miedos son irreales y son creados en nuestra mente. Permítete sentir el miedo en tu cuerpo. Obsérvalo e identifica cómo se manifiesta, en qué partes de tu cuerpo, cómo reaccionas, ¿te sudan las manos?, ¿se te acelera el corazón?,  ¿ qué es lo que te sucede a ti cuando sientes miedo? Cuando lo tengas bien identificado date cuenta que es solo una sensación corporal, no te vas a morir por ello y empezarás a ser capaz de afrontarlo. Se trata de normalizarlo como una simple emoción incómoda y pasajera.

Afróntalos como una oportunidad para crecer

Cambia tu perspectiva y mira los miedos como grandes maestros que te desafían a ir más allá de ti mismo. Haz lo que te da miedo. Es la única manera que tienes de liberarte definitivamente de él es enfrentándolos.

Lea También: Caminar por los espacios azules mejora tu estado de ánimo

Con Información de: Abc.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad