La meditación cuántica se enfoca en un objetivo en concreto, por ejemplo, sanar alguna relación o crear un emprendimiento, para que con el poder de tu mente puedas atraerlo a tu vida como si fueras un imán. Te contamos más.

El doctor Fernando López Peña desarrolló la propuesta de meditación cuántica con una base científica, como una solución para mejorar los niveles de bienestar y creatividad.

Por esta razón fue entrevistado en el nuevo ciclo de N+LIVE. Y de esta entrevista, se desprendieron varios conceptos fundamentales sobre la práctica de la meditación cuántica:

Somos energía: «Somos un cuerpo electromagnético; nuestros pensamientos tienen electricidad y magnetismo.

En la medida en que estemos en baja frecuencia emocional «el miedo» afecta el sistema inmune, por ejemplo, el bazo está afectado por el estrés, por la suba o la baja de cortisol.

Somos nosotros la causa.

Bajar nuestras propias proyecciones: la meditación cuántica nos permite bajar el miedo.

Si se mide las frecuencias electromagnéticas en el cerebro, en un estado de meditación o en un estado de contemplación de la naturaleza. Nuestra emocionalidad afecta nuestra salud.

Cuando uno se está en un mundo de preocupación y se retira unos minutos a meditar, hay un cambio.

La práctica: con una música o la repetición de un mantra, todo funciona, para entrar en una rutina, que es disciplina.

La recomendación es que entremos en esa disciplina: es más válido meditar dos minutos por día que un día quedarse dos horas meditando y después veinte días, no.

Lea también: Meditación en el Aula

Con información de: https://noticiaspositivas.org/

Comenta y se parte de nuestra comunidad