La claustrofobia es el miedo intenso a situaciones relacionadas con espacios cerrados: habitaciones pequeñas, habitaciones cerradas, sótanos, bodegas, túneles, ascensores o el metro.

Hoy te contaremos cuáles son sus causas:

Por lo general, la claustrofobia se debe a la vivencia de una experiencia desagradable en un espacio pequeño u oscuro.

Y, como consecuencia, cuando se entra en este tipo de lugares se recuerda las sensaciones experimentadas anteriormente.

Por ejemplo: haberse quedado encerrado en el ascensor o en un baño donde no abre la puerta puede ser la causa de comenzar la claustrofobia.

Asimismo, se pudo haber experimentado alguna vivencias más graves, como un secuestro o un castigo en un cuarto oscuro, son suficientes para generar la fobia.

Sin embargo, hay personas que sufren claustrofobia sin haber vivido a ciencia cierta algún tipo de vivencia desagradable.

Alguna veces solo basta con verlo en una película en donde el protagonista vive un encierro o situación claustrofóbica.

Del mismo modo, puede suceder cuando hayan contado un caso de este tipo que le pasó a otra persona, para que se cree el trastorno.

Lea también: Fagofobia, el miedo a tragar

Con información de: https://www.webconsultas.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad