El ejercicio de la meditación tiene una historia milenaria y sus beneficios son varios, tanto para la salud física como la mental y emocional; validado incluso por la misma ciencia médica.

Lea también: AUDIO: Radiación solar es la que mayormente nos afecta diariamente

La meditación tiene su origen en China y la India cerca del año 1500 antes de Cristo. Hoy en día existen diversos tipos de meditación; todos tienen en común ser prácticas en donde se aprende el control de la mente y el estado emocional.

Esto tiene beneficios para la salud contrastados, que no deben ignorarse; debido a la facilidad de estas prácticas es cada vez más interesante el estudio de sus valores positivos para la salud a corto y largo plazo, indica AzSalud.

Regula la presión sanguínea

La meditación no tiene únicamente efectos a nivel mental o emocional; la alta presión sanguínea tiene un gran impacto sobre la salud cardiovascular de miles de personas. Algunos estudios demostraron que la meditación disminuye la presión sanguínea alta.

Combate el insomnio

La falta de sueño es combatida por la meditación, para evitar deterioros en la memoria y el control emocional. Un pequeño estudio demostró que 54 pacientes con insomnio crónico mejoraron tras meditar.

Disminuye los dolores

Los efectos de la meditación sobre la capacidad de reducir el dolor han recibido bastante atención científica por su potencial terapéutico, en especial para aquellas personas que padecen de dolores crónicos o difíciles de tratar.

Comenta y se parte de nuestra comunidad