Nuestro cuerpo es básicamente una fábrica de reacciones químicas, las que constituyen el metabolismo; distintos compuestos generan miles de rutas en el interior de nuestras células, pero existen enfermedades metabólicas a causa de diferentes fallas en el organismo.

Lea también: Infusiones que pueden ayudar para la ansiedad

Una enfermedad metabólica es una patología que se desarrolla debido a un trastorno genético, en el que un error de la secuencia de genes causa problemas en la síntesis de una enzima determinada.

Existen cientos de enfermedades metabólicas diferentes y el pronóstico varía mucho entre ellas. Algunas pueden ser leves, otras requerir de hospitalizaciones constantes, algunas de un seguimiento exhaustivo e incluso algunas ser potencialmente mortales, indica Médico Plus.

¿Cuáles son los trastornos del metabolismo más comunes?

1. Obesidad

La obesidad es una enfermedad. Y aceptarlo es el primer paso para, a nivel social y político, implantar medidas para frenar lo que ya es la mayor pandemia del siglo XXI, pues 650 millones de personas en el mundo tienen obesidad y 1.900 millones, sobrepeso.

Las causas de la obesidad, por muy extraño que parezcan, aún no están demasiado claras. Lo cierto es que los científicos siguen sin saber si comer en exceso es el motivo real o una consecuencia.

2. Aterosclerosis

La aterosclerosis es una enfermedad metabólica que, por trastornos genéticos, endurece las arterias. El flujo sanguíneo empieza a ralentizarse hasta llegar al punto de bloquearse dependiendo de la región afectada.

Debido a este endurecimiento y estrechamiento, el flujo sanguíneo empieza a ralentizarse hasta incluso poder llegar al punto de que se bloquee, cosa que, dependiendo de la región afectada, puede tener consecuencias fatales.

Esta aterosclerosis es la principal causa de la insuficiencia arterial, la cual puede provocar infartos de miocardio, insuficiencias cardíacas, ictus, etc.

Aterosclerosis

4. Diabetes

La diabetes es una enfermedad endocrina y metabólica en la que, debido a errores de origen genético (la diabetes de tipo 1) o de sobrepeso (la diabetes de tipo 2), hay defectos en la síntesis o en la acción de la insulina, una hormona que regula los niveles de azúcar en sangre.

No existe una cura para la diabetes, requiere un tratamiento de por vida. No se puede recuperar la normalidad en el metabolismo de la glucosa, por lo que el paciente necesitará inyecciones de insulina

Comenta y se parte de nuestra comunidad