Hay alimentos que pueden ser perjudiciales para nuestros dientes; la gran mayoría desconoce que muchos de ellos pueden convertirse en el aliado ideal para tener una salud bucal saludable.

Lea también: Infusiones que pueden ayudar para la ansiedad

El primer paso para conseguir alimentos que mejoren nuestra salud bucal es «acomodar» la cesta de la compra; la fruta, hortalizas y lácteos tienen muchas propiedades beneficiosas para nuestros dientes.

Los fortalecen, protegen e incluso ayudan a prevenir las caries, tal y como reseña el portal Impress.

  • Fresas: Esta sabrosa fruta es conocida por tener un alto contenido de xilitol, el encargado de atacar las bacterias que provocan la placa dental.
  • Manzanas: Mucha gente cree que la manzana puede sustituir el cepillado dental debido a sus numerosos beneficios. Como es un alimento duro y crujiente, se tiende a masticar más de lo habitual, aumentando la producción de saliva, que servirá como protectora de los dientes, además de que eliminará la placa dental.
  • Queso: Los lácteos son beneficiosos para los dientes al ser una fuente rica en calcio y vitamina D, fortaleciéndolos y blanqueando su esmalte. Entre estos, destaca el queso como protagonista, pues al consumirlo se produce más saliva, que permite que se combatan las bacterias.
  • Apio: Para consumir en zumo, sopas o cremas, el apio es una sustancia que contiene ácido málico, que favorece, también, la producción de saliva. Además, está considerado como uno de los vegetales que más se recomienda por los dentistas para proteger la boca por su acción bactericida.
  • Arándanos: Este fruto silvestre azulado, se caracteriza por tener un valor calórico y un contenido en azúcares muy bajo. Popularmente conocido por sus propiedades antioxidantes, esta baya puede ser la gran aliada para prevenir que nuestras encías sufran enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.
  • Chocolate: Conocido por ser la “tentación más dulce”, el chocolate ayuda a combatir la caries debido a que su grano contiene fuertes agentes antibacterianos. Eso no quiere decir que se deba comer chocolate en exceso, sino que, con una pequeña cantidad ya es suficiente. De lo contrario, su fuerte color puede teñir el esmalte y oscurecer los dientes.
Comenta y se parte de nuestra comunidad