La ginseng es conocida como «la reina de las plantas» por sus poderosas propiedades, difundidas en todo el mundo. Son tantos sus beneficios que, según la leyenda, Dios se la entregó al hombre junto al secreto de la vida.

Lea También: Exfoliación en seco: conoce este tratamiento fácil, barato y efectivo

Esta planta crece en las zonas húmedas y sombreadas de las montañas; se le atribuyen desde hace más de cinco mil años poderes casi mágicos para mejorar funciones diversas como la memoria o la sexualidad.

La parte del ginseng de uso médico es su raíz bulbosa y antropomorfa, que nos recuerda a la figura de un hombrecillo, y puede alcanzar hasta un metro de longitud, aunque la planta no suele superar los 50 cm, indica WebConsultas.

El termino ginseng abarca varios tipos de plantas, pero el más común es el chino. Actualmente se encuentran cultivos en América.

Aunque de propiedades similares, el conocido como ginseng siberiano o eleuterococo, siendo de la misma familia, pertenece a un género diferente, por lo que no se considera la misma planta medicinal. Esta alternativa de cultivo más económica, aunque tiene propiedades similares, no contiene ginsenósidos, que sí se encuentran en las otras variedades, por lo que sus beneficios no son idénticos.

Actualmente el ginseng coreano rojo es el más demandado, así como el más costoso. Las mejores plantas son las que llegan a madurar por seis años. Todo esto unido a las exigencias de un cultivo orgánico y sin pesticidas, haciendo que triplique la cantidad de ginsenósidos en comparación al resto de sus variedades.

Comenta y se parte de nuestra comunidad