Foto cortesía

Muchas cosas han pasado en mí desde que comencé este camino, y hoy he querido compartirlas con todas esas parejas que al igual que mi esposo y yo desean con todo el corazón ser padres.

Mi nombre es Yuraima Medina soy venezolana, soñadora y apasionada por el servicio a los demás, de profesión decidí ser farmacéutico y por pasión soy conferencista.

Hoy han pasado 4 años desde ese momento que dijimos vamos al siguiente nivel, vamos a ser padres, un largo camino que me ha llevado a formar comunidad con muchas mujeres que, al igual que yo, su camino a la maternidad ha estado demorado por algunas adversidades y que en una sociedad con tanto tabú en este tema se hace tan difícil mantenerse de pie y con esperanza.

De todas mis vivencias a lo largo de estos 4 años nace Mi Propósito Creando Vida, mi primer proyecto editorial, en el cual hablo de manera transparente lo que me ha tocado vivir y que sé que puede contribuir con muchas mujeres que hoy pasan por esta misma situación y se sienten solas y desesperanzadas.

Foto cortesía

Soy ese caballito de batalla que aún con varias batallas perdidas no se cansa de luchar y sigue de pie, tras relaciones dirigidas sin éxito, inseminaciones artificiales, un procedimiento IN VITRO, un embarazo que no culminó, una hija nacida al cielo. Y sí soy yo misma que, aún sin tener el milagro en mis manos, te invita a ponerte por encima de los obstáculos y lidiar con ellos, te invita a llegar más allá de donde has podido llegar. Quiero que sueltes el miedo a ser incomprendida, que dejes de sentirte menos mujer porque no lo has podido lograr tan fácil, es hora de dejar de sentirte víctima y comenzar a entender que puedes vencer por lo que estás pasando.

Me embarazaré y tú también te embarazarás en el momento preciso, estoy convencida que solo pierde el que se cansa y deja de intentarlo. No sé qué debas accionar en tu vida para lograrlo, pero sí sé que siempre podemos hacer cambios que nos acerquen a nuestros sueños.

En este espacio compartiré contigo mis vivencias, mi aprendizaje, mi esperanza, mi fe, porque si un propósito trajo esto a mi vida es que ninguna mujer pierda las esperanzas de tener un milagro en sus manos, tenemos el poder para lograrlo, solo debemos ser perseverantes en el camino.

Comenta y se parte de nuestra comunidad